La compañía SuKarne inició las exportaciones de sus productos hacia Egipto, primer país en Medio Oriente al que llega México en el sector cárnico, y esperan que en el 2016 se logre la aprobación a más países en la región como Arabia Saudita, Emiratos Árabes, Kuwait, Qatar y Líbano.

En un comunicado, el presidente de SuKarne, Jesús Vizcarra Calderón, dijo que vendieron varios contenedores de carne sin hueso y víscera bovina a Egipto, y cada uno tiene un costo de aproximadamente 70,000 dólares; el 4 de noviembre fueron embarcados en Manzanillo los dos primeros contenedores, mismos que se estima arriben en 33 días al puerto de Alejandría, para luego distribuirse a una reconocida cadena de supermercados y a varios procesadores cárnicos.

Lo anterior, abundó, podría concretarse toda vez que directivos de SuKarne trabajan en conjunto con el Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria dependiente de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación; la Secretaria de Relaciones Exteriores, ProMéxico y Mexican Beef. Vizcarra Calderón detalló que la exportación del producto fue resultado de una suma de esfuerzos, donde estuvieron involucrados la empresa certificadora Halal Transactions of Omaha, el cliente en Egipto y la Embajada de Egipto.

La certificación Halal, en los países musulmanes, es el término que se utiliza para describir toda práctica permisible por la Ley Islámica, incluido lo referente a las leyes dietéticas y para todos los productos de consumo humano.

En el 2014 SuKarne procesó 1.15 millones de cabezas de ganado; es el quinto proveedor de carne de res en Norteamérica y el tercer engordador de bovinos en el mundo.