México, Estados Unidos y Canadá acordaron realizar promociones conjuntas para incrementar los flujos de Inversión Extranjera Directa (IED) a América del Norte, informó Ildefonso Guajardo, secretario de Economía.

Esta acción trilateral forma parte de los acuerdos del Diálogo Económico de Alto Nivel entre México y Estados Unidos y será establecida en un memorándum de entendimiento, el cual se firmará con Canadá.

En la práctica, las agencias de promoción de los tres países realizarán eventos en el extranjero, en donde presenten las perspectivas de cada uno, las ventajas de incorporación de las cadenas de valor en América del Norte, los sectores estratégicos integrados y, en general, una estrategia unida de atracción de inversiones.

Ya se armó un evento así en Londres, esto le da un posicionamiento contundente a la región y el propósito de hacer estrategias comunes es seguir incrementando los flujos de capitales hacia América del Norte , dijo Guajardo.

A la par de esa medida, la Secretaría de Economía prevé que México iniciará en el 2014 la captación de inversiones foráneas, como efecto de las reformas de telecomunicaciones y de energía.

La parte de telecomunicaciones tiene amplias oportunidades de poder empezar a funcionar, en términos de inversión, hacia el cierre del 2014 y creo que hay muchos temas relacionados con servicios en materia de Pemex que pudieran empezar a reflejar, ya desde este momento, algunas cosas , agregó.

Todo ello, junto con un mayor crecimiento esperado de la economía nacional, permitiría a México captar más de 22,000 millones de dólares de IED en el año en curso, estimó el funcionario.

La Secretaría de Economía proyectó que llegaron a México alrededor de 35,000 millones de dólares de IED en el 2013, de los cuales 13,249 millones correspondieron a la compra de la cervecera Grupo Modelo por parte de la compañía belga AB Inbev.

Es obvio que la competencia no se elimina, siempre habrá una competencia por instalar una gran inversión; pero también nos damos cuenta de que no importa a dónde llegue, porque esa inversión beneficia a los tres países , comentó Guajardo. Según Ismael Aguilar, investigador de ITESM, una muestra de la integración está en una planta de camionetas pick up de Toyota en San Antonio, Texas, que ha llegado a importar autopartes mexicanas por más de 2,000 millones de dólares al año y tiene entre sus proveedores de chasises a la regiomontana Metalsa, que importa a su vez acero estadounidense.

[email protected]