La llegada en masa de bancos de inversión extranjeros al mercado chileno para tomar el control de compañías locales es una realidad.

En los últimos 12 meses, seis firmas foráneas se han inclinado por el país andino. Las formas cómo han incursionado varian desde compras, absorciones o incluso por aumentos en su participación.

El último en hacerlo fue el holding peruano Credicorp, entidad que a través del Banco de Crédito de Perú (BCP) anunció un acuerdo con IMTrust para adquirir 60.6% de su participación, con miras a integrar una compañía con cobertura en todo el cordón andino.

Chile se ha vuelto un polo atractivo de inversiones para las compañías financieras extranjeras, quienes ven con buenos ojos al país para aprovecharlo como plataforma de negocios hacia otros mercados de América Latina.

Es también el caso de la institución financiera BTG Pactual, de Brasil, que en febrero de este año cerró un acuerdo para comprar Celfin Capital, que ya tiene presencia efectiva en Perú y Colombia.

Otro brasileño que también ya cerró una negociación es Itaú, que se asoció con Munita Cruzat & Claro (MCC) para fusionar sus operaciones de corretaje y gestión de patrimonio, en el que ambas tendrán 50% de participación. Dicha fusión acaba de ser aprobada por el Banco Central de Brasil.

Pero no sólo los brasileños han iniciado gestiones para entrar al mercado chileno. En abril del 2011 los mexicanos de la Casa de Bolsa GBM también lo hicieron, aunque para iniciar un negocio desde cero. También los argentinos de Invertir Online y los españoles de Renta4 vieron atractivo en la plaza local para comenzar operaciones.

Entre las corredoras locales hay algunas evasivas sobre la llegada de firmas extranjeras, pero en general hay una buena recepción a la entrada de capitales extranjeros. El recién electo director de la Bolsa de Santiago, Juan Eduardo Correa, afirmó que en la medida que las corredoras adquieren un tamaño mayor tendrán más herramientas para competir (al asociarse con extranjeros), como lo que sucederá, por ejemplo, con IMTrust y Celfin .

La causa, el MILA

A la hora de buscar razones para este masivo desembarco, muchos en el mercado aluden al Mercado Integrado Latinoamericano (MILA), que al reunir las operaciones en renta variable de Chile, Perú y Colombia abrió los ojos a las ventajas que tiene presencia en los tres mercados, creciendo más allá de las fronteras.

Pero no todos en el mercado buscan asociarse con operadores extranjeros para crecer. LarrainVial es uno de los agentes que tiene otra estrategia frente al desembarco de brasileños, peruanos y colombianos a la industria local. Como señaló hace algunas semanas el director de inversiones de la firma, José Manuel Silva, LarrainVial mantendrá su sitial durante muchos años más ya que siempre ha logrado ser líder a pesar de esta gran competitividad .

Contenido de la Red Iberoamericana de Prensa Económica