La Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) concedió un amparo a sobrecargos de Mexicana de Aviación, después de siete años, con lo que se protege su contrato colectivo de trabajo avalando todos sus derechos laborales y prestaciones.

Los ministros dejaron sin efectos el laudo de fecha 7 de agosto del 2007, por mayoría de ocho votos, a partir del cual se validaron cambios al contrato colectivo de trabajo y los cuales se tradujeron en la disminución de su salario y prestaciones.

La SCJN destacó que ni la aerolínea, ni la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje justificaron la procedencia de la medida, pues no basta que una empresa se encuentre en una situación crítica para considerar como acción determinante con miras a lograr su capitalización la merma en los derechos laborales de sus trabajadores.

El ministro Alberto Pérez Dayán propuso conceder el amparo para que la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje deje insubsistente el laudo y dicte otro en el que motive por qué razón y en qué porcentaje la disminución de las prestaciones de los trabajadores solventaría la viabilidad de Mexicana de Aviación.

En el laudo no se justificó por qué los derechos de los trabajadores deben disminuirse, ni por qué se reducen, pues no basta que la empresa esté en una situación económica apremiante para que de manera automática se proceda a reducir las prestaciones laborales , agregó.

En el 2007 fuimos demandados por conflicto colectivo de naturaleza económica, en aquella ocasión la Junta nos condenó con la pérdida del 60% del contrato, y recomendaba a la empresa a realizar una inversión de 180 millones. El laudo que fue aplicado por un corto periodo, gracias a los recursos jurídicos interpuestos por ASSA, fue atraído por la Suprema Corte de Justicia, , indicó el Sindicato.

En consecuencia, los ministros ordenaron a la Junta Especial 3 Bis emitir un nuevo laudo en el que tome en cuenta las consideraciones del amparo concedido a la Asociación Sindical de Sobrecargos de Aviación en México, quienes se inconformaron contra sus mermas laborales mediante la interposición del juicio de amparo 4/2007.

Lo anterior es importante, subrayaron previo a la votación del fallo, porque es notoriamente sabido que la empresa Mexicana de Aviación fue declarada en quiebra el año pasado y dentro de sus acreedores preferentes se encuentra el personal de sobrecargos.

La Junta Federal de Conciliación y Arbitraje deberá ponderar ambas circunstancias en su nueva resolución, ya que, de quedar firme la declaratoria de quiebra de Mexicana, será importante saber, para efectos de las indemnizaciones y liquidaciones de los trabajadores, cuáles serán los criterios que prevalecerán para fijar los montos respectivos a los que tiene derecho el personal de sobrecargos.

rarl

rarl