La farmacéutica suiza Roche anunció este martes que dejará de producir medicamentos en Brasil, un revés más para la atribulada economía del país.

Roche informó en un comunicado que cerrará su planta en Río de Janeiro dentro de cinco años debido a que ha dejado de ser financieramente sostenible.

Los despidos comenzarán el próximo año, aclaró las compañía, cuyos medicamentos en Brasil serán importados tan pronto cierre la instalación en Río de Janeiro. Roche mantendrá sus oficinas administrativas en los estados de Sao Paulo y Goias.

La empresa tiene 1,200 empleados en Brasil, incluyendo 440 en la fábrica de Río de Janeiro. La unidad produce medicamentos como los sedantes para ansiedad Lexotan y Valium, el calmante Rivotril y el tranquilizante Dormonid.

En febrero, el fabricante de autos Ford cerró su fábrica de camionetas en Sao Bernardo do Campo, cerca de Sao Paulo, donde laboraban más de 3,200 personas.

La economía de Brasil está en crisis desde el 2014.

La Fundación Getulio Vargas, una institución académica, publicó el lunes un estudio según el cual el crecimiento promedio de la economía brasileña entre el 2011 y el 2020 podría ser de 0.9% anual, el peor desde que comenzó a tomar esa medición en el 1901.

El mercado bursátil brasileño ha reaccionado con nerviosismo en torno a la posibilidad de que sea aprobada una reforma del sistema de pensiones. El presidente Jair Bolsonaro respalda la medida, que recortaría las prestaciones para muchos habitantes, pero la reforma se ha topado con resistencia política.

El economista Andre Perfeito dijo en un boletín a sus clientes que "mientras más tiempo siga débil la economía de Brasil, más difícil será para Bolsonaro hacer que el Congreso apruebe sus reformas”.

erp