Según el Monitor Agroindustrial elaborado por la Cámara de la Industria Aceitera de la República Argentina (CIARA) y el Centro Exportador de Cereales (CEC), Argentina afronta una "década perdida" en materia de actividad sojera.

En los últimos 10 años, la producción de soya pasó de 40 a 44 millones de toneladas, lo que representó un aumento de apenas 4 millones, equivalente al 10 por ciento. En el mismo lapso, la producción sojera de Brasil pasó de 67 a 144 millones de toneladas, con un aumento de 77 millones, equivalente al 114 por ciento.

En el caso de la molienda de soya, la Argentina mantiene el mismo volumen industrializado que 10 años atrás, señala el reporte. En el mismo período, Estados Unidos aumentó su molienda en 14 millones de toneladas, el 32%, de 45 a 59 millones. Y Brasil la subió en 10 millones, el 28%, de 37 a 48 millones, consigna el informe.

El informe señaló que la industria aceitera "sigue procesando soya con márgenes negativos". "Las condiciones, precios y mercado han ido cambiando, con bajas en harina de soya y fuertes caídas en el aceite", indicó.

En este escenario, la "capacidad de uso real de molienda versus la capacidad instalada teórica total, será la segunda menor de la década, llegando al 56%, por debajo del 62% del 2020-21, y el 53%, como menor registro durante 2011-12". El ingreso de divisas acumulado de la agroexportación en los primeros nueve meses del año alcanzó un nuevo récord de 25,671 millones de dólares.

Refleja un incremento del 60.6% con relación al mismo período del 2020 y récord absoluto para el mismo período desde comienzos de este siglo, aunque el potencial sigue siendo mucho mayor si se lo compara con la evolución en EU y Brasil.

El precio de la soja en el Mercado de Chicago fluctuó entre los 454 y los  456 dólares por tonelada, lo que la ubica en el nivel más bajo del año. La principal razón es que la demanda de China está por debajo de lo que se esperaba. Además, la oferta de soja estadounidense que inunda el mercado de granos presiona los precios hacia la baja.

Al cierre de la rueda del viernes la posición de noviembre de la oleaginosa  quedó en 456.72 dólares por tonelada. Esta suba se dio porque el Departamento de Agricultura publicó las ventas de la semana y la demanda internacional se mantuvo firme con exportaciones por un millón de toneladas. Tomás Rodríguez Zurro, economista especialista de la Bola de Comercio de Rosario, apuntó: la campaña de soya en EU comenzó el 1 de septiembre y hasta ahora las exportaciones acumulan menos de dos millones, cuando el año pasado eran de siete millones de toneladas.