La producción de hidrocarburos en los campos terrestres que los privados comenzaron a operar mediante contratos de licencia licitados en la tercera fase de la Ronda Uno, lleva una caída de 33% en la extracción de crudo y de 38% en gas, mientras que su participación en la producción nacional es de apenas 0.07% en petróleo y 0.5% en gas natural.

De acuerdo con los reportes de la Comisión Nacional de Hidrocarburos de mayo a noviembre, los 15 campos en los que Pemex dejó de operar para que 10 empresas iniciaran las actividades a que se comprometieron al ganar la tercera licitación de la Ronda Uno, pasaron de una extracción de petróleo crudo de 2,082 a 1,388 barriles diarios, además de que dejaron de extraer en tres campos, de siete con los que iniciaron actividades.

Únicamente la mexicana Servicios de Extracción Petrolera Lifting ha incrementado la producción de crudo en el área que recibió, Cuichapa Poniente, en Veracruz, de donde ha extraído 624 barriles diarios. Otras, como la canadiense Renaissance Oil mantuvo productivos sus tres campos ubicados en Chiapas, pero redujo la extracción en 11%, ubicándola en 245 barriles diarios en el campo Malva y en 1.7%, extrayendo 216 barriles en el campo Mundo Nuevo, mientras que en Topén llegó a 192 barriles, con una caída de 21 por ciento.

En tanto, la mexicana Diavaz recibió dos campos: Barcodón y Catedral, al norte del país, con una producción conjunta de 309 barriles por día, misma que redujo a cero en siete meses; igualmente, la holandesa Canamex inició su contrato en el campo Moloacán, en Veracruz, con una producción de 486 barriles en mayo, para producir 448 barriles en junio y dejar de producir a partir de agosto.

Los ocho contratos restantes: Benavides-Primavera, Calibrador, Carretas, Duna, Mareógrafo, Peña Blanca, Ricos y San Bernardo, en manos de las contratistas Consorcio Petrolero 5M del Golfo; Consorcio Manufacturero Mexicano; Strata, en tres campos distintos; Construcciones y Servicios Industriales Globales y GS Oil and Gas, no han arrancado la producción.

Por otro lado, la producción de gas de estos campos se ha reducido en 38% desde el arranque de la operación de privados. De los 15 contratistas que tomaron los campos en mayo, 12 mantienen una producción diaria promedio de 228,000 pies cúbicos diarios, mientras que sólo una empresa (Renaissance Oil) ha logrado incrementarla.

[email protected]