El gigante energético China National Petroleum Corp (CNPC) planea ayudar a concluir las obras millonarias de la refinería brasileña Comperj, paralizadas desde 2015 al verse en el centro de un escándalo de corrupción en Rio de Janeiro, informó este miércoles Petrobras.

Ambas empresas firmaron una carta de intenciones para una alianza estratégica, pero Petrobras no especificó en su comunicado la inversión necesaria para terminar la refinería de ese complejo petroquímico de Rio de Janeiro, que ya costó más de 10,000 millones de dólares a la estatal brasileña.

Petrobras aseguró que el acuerdo prevé evaluar también la participación de CNPC en el proyecto costa afuera de Merlim, uno de los más productivos del país.

"Dimos hoy un paso más en la búsqueda de socios para concluir la refinería de Comperj", celebró el presidente de Petrobras, Ivan Monteiro.

Las obras de la refinería fueron interrumpidas en 2015 con más del 80% del proyecto listo, después que la justicia descubriera los sobornos que había pagado la constructora Andrade Gutierrez al entonces gobernador de Rio, el ahora detenido Sergio Cabral.

Las negociaciones entre Petrobras y CNPC empezaron en julio de 2017 con la firma de un memorando de entendimiento.

Petrobras estuvo en el centro del megaescándalo de corrupción Lava Jato, en el que funcionarios, políticos y empresarios desviaron sumas millonarias de sus cofres a lo largo de una década.

abr