A nivel mundial, Petróleos Mexicanos es la empresa petrolera que más impuestos paga en el mundo y con la mayor carga tributaria en los últimos años, según información de la filial Pemex Exploración y Producción (PEP), publicada por la Auditoría Superior de la Federación.

La paraestatal mexicana ha tenido una carga tributaria con respecto a sus ventas de hasta 58.8% anual -en el 2007- y el martes pasado se dio a conocer que en el 2011 tuvo 56%, derivado directamente de los altos precios de la mezcla mexicana, los cuales hacen que por cada dólar extra del precio estipulado por Hacienda (que el año pasado fueron 64.3 dólares por barril cuando el precio real promedió los 100 dólares) se pague un sobreprecio como parte del régimen especial con el que se trata fiscalmente al petróleo.

Urge, ya no es opcional, urge cambiar el régimen fiscal de Pemex, porque estas cifras no sólo desincentivan la producción y la operación que se realiza al interior de la empresa, sino que impiden la inversión, porque ¿quién se interesaría en gastar en una empresa que entre más gana, más pierde? , comentó al respecto el miembro del Comité Nacional de Estudios de la Energía, Heberto Barrios.

En el comparativo realizado por el Consejo de Administración de PEP, con base en el reporte de John S. Herold, Operational Summary que contiene datos hasta el 2010, se observa que, después de Pemex, la empresa que mayor carga tributaria tuvo fue la noruega StatoilHydro, que en el 2008 alcanzó un pico de 51% de impuestos sobre sus ventas, pero que en el 2010 estuvo 8.5 puntos porcentuales abajo de Pemex, con 41.5% de impuestos pagados a su gobierno por ventas.

LA FILA

A esta empresa le sigue Total, de Francia, que ha llegado a aportar 45% de sus ventas en impuestos y que en el 2010 pagó 30%; Royal Dutch Shell, de Holanda pagó 37.3% en el 2008, pero en el 2010 se redujo hasta 26.4 por ciento.

Entre las estadounidenses, Chevron encabeza la lista con un pago de impuestos de 28% de sus ventas en el 2010, le sigue Exxon, que en el 2010 pagó 27.7%, y finalmente Conoco, que pagó 18.1% de sus ventas en el 2010, con un tope de 22.9% en el 2008.

Al final de la lista se encuentran la inglesa British Petroleum, que en el 2010 pagó 18.1% de impuestos sobre las ventas y como máximo alcanzó 20.9% en el 2008, y la brasileña Petrobras, que pagó 15% de sus ventas en impuestos en el último año reportado, que fue el 2010, y que en los últimos tres años no ha superado 19.4% de impuestos.

DOCUMENTO PROSPECTIVO AL 2026

TURNAN ESTRATEGIA NACIONAL DE ENERGÍA AL LEGISLATIVO

La Secretaría de Energía (Sener) mandó ayer la Estrategia Nacional de Energía (ENE) al Congreso de la Unión, con una prospectiva al 2026 que incluye un incremento de 20% en la producción petrolera, para llegar a 3.35 millones de barriles diarios y el plan de 35% de generación eléctrica a partir de energías limpias.

La ENE 2012-2026 se basa en tres ejes que son: seguridad energética, eficiencia económica y productiva, y sustentabilidad ambiental. Además plantea siete objetivos con ocho elementos transversales, a los que se suma la novedad de dos escenarios, uno inercial y otro ideal, mismos que deberán ser ratificados por el Legislativo en un plazo no mayor a 30 días hábiles.

Según el secretario de Energía, Jordy Herrera, se contempla la construcción de dos plantas más en 15 años, en un escenario ideal, y al menos la ampliación de dos reactores más en el complejo de Laguna Verde, en el escenario moderado.

En lo que se refiere a gas, el escenario inercial plantea una meta de producción de 8,958 millones de pies cúbicos diarios (mpcd), mientras que el ideal asciende a 11,472 mpcd, puesto que contempla la explotación de gas shale.

Finalmente, se plantea una tasa de restitución de reservas petroleras por el orden de 110%; bajar de 11 a 8% las pérdidas de electricidad; aumentar 152% la producción petroquímica nacional, y pasar de 1 actual a 15% de ahorro de electricidad.

kgarcia@eleconomista.com.mx