Nokia, de origen finés, y Huawei, de procedencia china, serán los fabricantes que proveerán al Consorcio Altán los equipos tecnológicos para el despliegue de la Red Compartida, un proyecto de telecomunicaciones mayoristas que sólo atenderá a operadores, pero cuyo fin esencial es el de abaratar los precios y mejorar la calidad de los servicios para el usuario final.

NOTICIA: Nokia intentó usar 40 MHz de la Red Compartida

El acuerdo con los proveedores incluye la implantación de tecnología Huawei en las zonas central y meridional de México, en las regiones que en telecomunicaciones se identifican como 6 al 9, y en la red troncal (backbone).

Nokia, por su parte, desplegará su tecnología en la parte norte del país, de las regiones 1 a 5. Ésta última se responsabilizará de la construcción del Core de la red, que incluye el Centro de Operaciones de Red (NOC) y el Centro de Seguridad de Red (SOC).

NOTICIA: Altán trabaja en despliegue de antenas de red compartida

En el camino quedaron las propuestas de otros fabricantes de elementos de infraestructura para telecomunicaciones, como Ericsson y Motorola.

Con estos contratos, Huawei y Nokia desarrollarán y explotarán la red siguiendo el modelo «llave en mano», por el que ambas compañías se comprometen a cumplir de forma puntual los requisitos de cobertura y rendimiento de la red , dijo el Consorcio Altán en un comunicado.

La Red Compartida es un proyecto mayorista de servicios móviles que además de la infraestructura que provean Huawei y Nokia, también tendrá como otros insumos a un ancho de banda 90 MHz del espectro de 700 MHz y un par de hilos de fibra óptica facilitados por la Comisión Federal de Electricdad.

NOTICIA: Más de 8,000 millones de dólares se invertirán en Red Compartida

El proyecto se prevé que inicie sus primeras operaciones el 31 de marzo del año 2018 para ir avanzando de manera escalonada hasta que cubra al 92% del país.

undefined

erp