Un juez suspendió provisionalmente el proceso de creación de la Norma Oficial Mexicana 051 (NOM-051) referente al etiquetado de alimentos y bebidas no alcohólicas preenvasados y, “por el momento”, se frenó la publicación de la norma, informó el Consejo Coordinador Empresarial (CCE).

Mediante un comunicado, el organismo señaló que el pasado 26 de febrero, el Juzgado Séptimo de Distrito en materia administrativa otorgó dicha suspensión tanto a la Confederación Nacional de Cámaras Industriales como al CCE.

“Creemos que la norma aprobada no permitiría a los consumidores tener la información adecuada para tomar las mejores decisiones para su alimentación”, informó la asociación de empresarios.

En enero, los comités consultivos nacional de normalización de la Secretaría de Economía y el de Regulación y Fomento Sanitario de la Cofepris aprobaron la norma 051 sobre etiquetado, misma que se esperaba fuera publicada en el Diario Oficial de la Federación para confirmar su entrada en vigor.

Dentro de los principales cambios aprobados fue el etiquetado frontal que permite al consumidor identificar de una forma rápida, clara y veraz productos con alto contenido calórico, azúcares, grasas trans, grasas saturadas y sodio. “El sector empresarial se vio obligado a recurrir a las instancias legales para hacer valer el derecho a un proceso incluyente, transparente y con rigor jurídico”, añadió el comunicado del CCE.

Por ello, el CCE hizo un llamado a las autoridades para “impulsar” una estrategia integral de salud y un etiquetado frontal que advierta de forma clara y veraz acerca del contenido calórico, grasas saturadas, azúcares y sodio. Agregaron que la NOM debe incentivar la reformulación y la reducción de tamaño, tener sustento científico y ser congruente con el mercado jurídico nacional e internacional. Por último, confió en que la resolución del Poder Judicial protegerá los derechos a la información, salud y alimentación de los consumidores en México.

Por otro lado, la Secretaría de Economía, la Secretaría de Salud y la Cofepris informaron que respetarán las resoluciones del Poder Judicial de la Federación “en el entendido que la suspensión es provisional e incluso ya fue impugnada para su revisión ante las autoridades jurisdiccionales superiores”. Aclararon que con dicha suspensión “en nada prejuzga” la legalidad del proceso de normalización y confiaron en que las autoridades garantizarán las exigencias de la sociedad.

[email protected]