México logró una buena negociación con Estados Unidos en el sector de vehículos pesados, al acordar un contenido regional de 70%, en el marco de la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), cuando lo exigido por el gobierno de Donald Trump era elevarlo hasta 85%, afirmó Ildefonso Guajardo, secretario de Economía.

La industria de vehículos pesados de México logró “una muy buena integración” regional con Estados Unidos y Canadá. Afortunadamente, ese sector tuvo un acuerdo integral con toda la industria de América del Norte y logró una buena negociación”, sostuvo el funcionario en entrevista posterior a la Reunión Anual de Industriales de los 100 años de la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin), aunque no especificó el factor salarial.

Al respecto, el presidente de la Asociación Nacional de Productores de Autobuses, Camiones y Tractocamiones (ANPACT), Miguel Elizalde, comentó que el nivel de 70% es un porcentaje acordado entre México y EU, aunque todavía falta la integración de Canadá, “el incremento de 10 puntos (en el contenido regional) se va traducir en mayor certeza jurídica que puede detonar el tema inversiones”.

“Venimos de un esquema que amenazaba con la salida de Estados Unidos del TLCAN y se puso en la mesa un contenido regional de 85%, así que 70% es alcanzable y razonable”, afirmó a El Economista.

Sin embargo, advirtió que el incremento de 10 puntos (la regla de origen actual es de 60% para camiones) no implica que se cumpla de un día para el otro, porque la industria tendrá que trabajar en las adecuaciones en la cadena de proveeduría y proveedor con proveedor e identificar el rastreo.

“El haber conseguido ese nivel nos mantiene competitivos; somos el sexto mercado productor y Estados Unidos es el quinto productor de camiones”, destacó Elizalde.

Dijo que será hasta el 30 de septiembre cuando se puedan dar mayores detalles del ajuste de la regla de origen, pero se logró un contenido menor a lo obtenido por la industria de vehículos ligeros y esto es “el reflejo de un trabajo que se hizo con las contrapartes de EU y Canadá, pero después del acuerdo debemos trabajar en las modificaciones que se hicieron”. La industria de camiones opera con 60% de contenido regional desde la entrada en vigor del TLCAN, lo que le ha permitido a México que se convierta en el principal exportador de tractocamiones a Estados Unidos, con un envío de 95% de la producción anual.

La ANPACT produjo 150,000 unidades en el 2017, de los cuales 115,000 camiones se enviaron a Estados Unidos. No obstante, la industria de pesados estadounidenses produce para su mercado interno alrededor de 250,000 camiones al año.

Al respecto, Eugenio Salinas, secretario técnico del Cuarto de Junto, comentó que al subir el contenido regional existen oportunidades para que haya más industria en la región y que “nos ayude a completar ese porcentaje. La industria nacional está conforme porque se logra mantener la planta productiva nacional; hay un espacio en las negociaciones en las que se da una carta paralela (para protección de la 232 en autos)”, comentó.

[email protected]