Altos ejecutivos europeos de telecomunicaciones discuten la creación de una red de infraestructura paneuropea que una los mercados nacionales fragmentados en ese continente. Esta iniciativa permitiría a los operadores europeos competir en un nivel similar a los de sus rivales estadounidenses y chinos y generaría beneficios para los usuarios.

De acuerdo con información del diario Financial Times, la idea de una red de infraestructura común surgió en una reunión privada entre Joaquín Almunia, jefe de la Unión Europea en materia de competencia, y los jefes de los grupos de telecomunicaciones más importantes, entre ellos Deutsche Telekom, France Telecom, Telecom Italia y la española Telefónica.

Tras darse a conocer la información, las acciones de las empresas subieron:

  • Deutsche Telekom registró un alza de 3.51% a 9.14 euros
  • France Telekom subió 4.29% a 8.75 euros
  • Telekom Italia repuntó 8.84% a 0.7570 euros
  • Telefónica subió 3.93% a 10.83 por acción.

Personas familiarizadas con las conversaciones dijeron al FT que los participantes acordaron analizar la idea, conscientes de las frustraciones que un mercado europeo desunido les ha restado capacidad para competir.

Las empresas mencionadas dominan el mercado de la UE a través de sus diferentes filiales nacionales, pero han sido atrapadas por las dificultades financieras que vive el continente y los desafíos frente a nuevos rivales de grupos globales.

Entre mayo y junio del 2012, el empresario mexicano de las telecomunicaciones, Carlos Slim, invirtió 67,000 millones de pesos para la adquisición de Simple Mobile en Estados Unidos y de KPN en Holanda y de Telekom Austria, incursionando así en los mercados europeos.

Tras adquirir 27.7% de participación accionaria de KPN en Holanda y 16% de Telekom Austria, la gigante de telecomunicaciones podría buscar nuevas compras.

Según el Financial Times, "los operadores expresaron un profundo sentimiento de frustración y accedieron a aportar ideas constructivas de cómo un mercado europeo podría funcionar", dijo una persona familiarizada con la reunión. "Las objeciones no vendrán de Europa, sino de los reguladores de las 27 nacionales de la UE , agregó.

La creación de una red a escala comunitaria estaría llena de obstáculos financieros y tecnológicos, debido a las innumerables diferencias en la infraestructura y las normas que rigen en cada país, explica.

Llevarlo a cabo pondría al mercado europeo en línea con el estadounidense y el chino, los cuales tienen entre tres o cuatro grandes grupos. Además, generaría beneficios para los consumidores, que obtendrían un precio único para los servicios de telecomunicaciones y de Internet en toda Europa.

Almunia, indica el FT, ha tomado una postura firme en contra de las fusiones nacionales, que reducen la competencia. Pero está de acuerdo con amarres que lleven a una mayor apertura a las oportunidades transfronterizas, a construir un mercado único comunitario, generar servicios transfronterizos e impulsar la inversión digital.

En diciembre pasado, Almunia declaró que podría haber formas distintas de una fusión para promover una mayor eficiencia de los operadores, como los acuerdos de participación en la red , recuerda el FT.

apr