Ante la ola de terrorismo mundial, el Consejo Coordinador Empresarial (CCE) demandó al Estado mexicano elevar el grado de cuidado a la inteligencia y aspectos de seguridad nacional para prevenir este fenómeno, sobre todo por la cercanía con Estados Unidos.

Gerardo Gutiérrez Candiani, presidente del organismo privado, consideró que sería irresponsable no tener muy presente que nuestro país es altamente sensible al terrorismo , más aun reconociendo los propios problemas con la delincuencia organizada, que igualmente tienen causas que trascienden el ámbito nacional.

Tras los atentados en París, Francia, el pasado 13 de noviembre, el líder empresarial convocó a las autoridades federales y al Congreso a poner el mayor cuidado posible a la inteligencia y aspectos de seguridad nacional para combatir al terrorismo, y que éste pueda usar nuestro territorio como puente. Revisar con objetividad y visión estratégica los riesgos y qué tan preparados estamos en este desafío , conminó.

Para el sector empresarial, México debe emprender un papel más relevante en el arena internacional, respecto del que tradicionalmente ha tenido: respetuoso de los principios de soberanía que son eje de la doctrina mexicana de las relaciones exteriores, defendiendo los intereses legítimos del país y con una vinculación eficaz con los objetivos internos, pero con una postura mucho más comprometida y activa respecto de los fenómenos globales y de nuestra región .

Gutiérrez Candiani abundó que los ataques en París tienen que hacer reaccionar a la humanidad hacia la responsabilidad. México no sólo tiene que estar presente en el debate y los esfuerzos para construir acuerdos y soluciones para estos grandes retos internacionales: tiene que asumir un rol proactivo; no de espectador, sino de protagonista.

Fenómenos como el terrorismo, lo mismo que el cambio climático, nos afectan de manera sensible, directa o indirectamente, y dondequiera que se presenten sus manifestaciones, dijo el presidente del CCE.

Más importante aun, agregó, los daños y costos potenciales para México derivados de estos fenómenos crecen de manera acelerada, ante la cercanía con Estados Unidos, y tocan los más diversos ámbitos, desde la economía hasta la seguridad nacional y ciudadana.

[email protected]