La actividad económica de México ha perdido impulso en indicadores clave de la producción de manufacturas, consumo y los servicios, afirmó el Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF) al interpretar sus mediciones anticipadas de agosto.

El Indicador IMEF Manufacturero registró en noviembre aumentó 0.5 puntos para ubicarse en 52.1 puntos, acumulando dos incrementos continuos.

El índice varía en un intervalo de 0 a 100 puntos y el nivel de 50 puntos representa el umbral entre una expansión (mayor a 50) y una contracción (menor a 50) de la actividad económica, sin proporcionar información específica sobre la magnitud de los cambios esperados.

A su vez, el Indicador IMEF No Manufacturero tuvo en noviembre una reducción de 0.8 unidades frente al mes previo, para llegar a 51.5 puntos, tras haber sumado dos de crecimientos seguidos.

Los resultados del Indicador IMEF Manufacturero y No Manufacturero sugieren que la actividad económica nacional mantiene un crecimiento moderado , dijo el IMEF en su reporte.

El Comité Técnico del IMEF volvió a resaltar el bajo dinamismo manufacturero de Estados Unidos, con la consecuente incidencia negativa en las exportaciones no petroleras en México. Esto resulta desalentador, además de que se percibe el estancamiento de Europa y la desaceleración de China , agregó.

De acuerdo las cifras del PIB para el tercer trimestre, la producción industrial tuvo un ligero impulso comparado con las cifras reportadas en el primer semestre del año. No obstante, el indicador IMEF Manufacturero, reflejo cercano del sector exportador, principalmente de manufacturas, sugiere que la actividad en este sector se mantendrá con un desempeño débil.

mfh