La nueva inmunoterapia de la suiza Roche Holding AG, Tecentriq, obtuvo el martes la aprobación de los reguladores sanitarios de Estados Unidos como un tratamiento de segunda línea para el cáncer de pulmón, una decisión que posiblemente minará la posición de Bristol-Myers Squibb en el mercado.

La Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA, por su sigla en inglés) de Estados Unidos aprobó el uso de Tecentriq en pacientes con cáncer de pulmón no microcítico (CPNM) que hayan sido tratados previamente con quimioterapia, sin importar si sus tumores expresan una proteína llamada PD-L1.

La gente con altos niveles de PD-L1 generalmente es más receptiva a la inmunoterapia.

En resultados de un estudio divulgado este mes, los pacientes que recibieron Tecentriq vivieron en promedio 4.2 meses más que aquellos que se trataron sólo con quimioterapia.

NOTICIA Roche invertirá más en investigación

Tecentriq busca una porción del mercado que ahora es dominado por Opdivo de Bristol, un tratamiento que los médicos pueden recetar a pacientes sin importar sus niveles de supresión de la expresión de la PD-L1 por su sistema inmune.

En el primer semestre, las ventas de Opdivo alcanzaron los 1,580 millones de dólares, casi tres veces más que Keytruda de Merck & Co, que sólo se receta a personas que expresan un cierto nivel de PD-L1.

Analistas estiman que las ventas anuales de Tecentriq para todos los tipos de cáncer -ya fue aprobado para el tratamiento del cáncer de vejiga y buscará la autorización para más usos- alcanzarán los 4,000 millones de dólares en el 2021, según un consenso de estimaciones recopilado por Thomson Reuters.

Tecentriq, Opdivo y Keytruda son los primeros medicamentos de una clase promisoria de inmunoterapias que han transformado el tratamiento del cáncer y compiten por el liderazgo del mercado, ya sea mediante su uso exclusivo o combinado con otras medicinas.

NOTICIA: Preparan sanciones vs. Roche si no abastece Tamiflu

mfh