Adicional al recorte presupuestal que pretende implementar la Secretaría de Hacienda (SHCP) en el ejercicio presupuestal del 2015, la dependencia tomó del patrimonio de la empresa productiva del Estado 50,000 millones de pesos apenas en diciembre pasado.

De acuerdo con la información presentada a la Bolsa Mexicana de Valores el 26 de diciembre pasado, la acción de la SHCP es en conformidad con el artículo 6º de la Ley de Ingresos de la Federación para el Ejercicio Fiscal del 2014 y con la Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria, así como con la Ley de Petróleos Mexicanos.

Con estos criterios, Hacienda fijó un aprovechamiento para la nación a cargo de Pemex, cuyo pago se efectuó en diciembre del 2014, con el fin de realizar un manejo más eficiente de los activos financieros del sector público federal.

Este aprovechamiento representa un retiro del patrimonio de Petróleos Mexicanos por 50,000 millones de pesos, el cual se registró como disminución neta en las aportaciones del gobierno federal a Petróleos Mexicanos , informó la emisora.

Al tercer trimestre del año pasado, las utilidades de la empresa sumaron 599,190 millones 181,000 pesos, pero luego del pago de impuestos y derechos la empresa presenta una pérdida de 147,966 millones 387,000 pesos. Los especialistas calculan que al cierre del año Pemex presente una pérdida superior a los 220,000 millones de pesos luego del pago de impuestos y derechos.

Recorte al presupuesto

Respecto del recorte planteado por la SHCP, el especialista en negocios petroleros, Carlos Huerta, explicó que un recorte en el presupuesto en el momento en que Pemex transita de empresa paraestatal a una empresa productiva del Estado es muy mala señal en el entorno de los negocios en que quieren participar.

Las áreas que se van a ver más dañadas son las de industria, sobre todo de refinación y petroquímica, mantenimiento y muy probablemente los negocios de exploración poco avanzada que se obtuvieron en la Ronda Cero.

Hay que recordar que la reforma energética le da una mayor flexibilidad y autonomía a Pemex en el manejo de su presupuesto, pero no lo saca del mismo. Es decir, el Consejo de Administración de Pemex puede tomar decisiones con una mayor autonomía, pero eso no implica que tenga todo el dinero para hacerlo.

Los recursos de Pemex siempre provendrán del gobierno federal.

[email protected]