El Juzgado Undécimo de Distrito en Materia Civil del Distrito Federal requirió al administrador único de Mexicana MRO, José Ángel Ordoñez de la Vega o algún apoderado de ésta para que en un plazo irrevocable de tres días comparezca ante el juzgado para suscribir el convenio concursal del centro de mantenimiento.

En un comunicado enviado por el Consejo de la Judicatura Federal, el Juzgado aclaró que de no presentarse el administrador o el apoderado legal para firmar el convenio exhibido por el conciliador José Gerardo Badín Cherit, la autoridad federal, como rectora del procedimiento concursal, firmará dicho convenio por rebeldía.

Expuso que Mexicana MRO en términos del artículo 20 de la Ley de Concurso Mercantil, se sometió de manera voluntaria a la jurisdicción del Juzgado Federal en busca de un convenio concursal, ahora alcanzado con sus acreedores: el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM), Banorte y Bancomext.

El Juzgado consideró que existen óptimas condiciones de certeza y viabilidad para que Mexicana MRO supere el estado de concurso mercantil en que fue declarada, además de que el interventor y el conciliador, como especialistas en concursos mercantiles, así como la Secretaría de Comunicaciones y Transportes y el AICM expresaron su opinión favorable a la capitalización del cento de mantenimiento.

La propuesta, dijo logra la conservación y viabilidad de esa empresa, siendo el único proyecto legal para dar viabilidad a la comerciante, contando solo bajo ese esquema de viabilidad, con los permisos para la operación (SCT) y la las facilidades para permanecer en las instalaciones de su taller (AICM) .

LA SCT se comprometió a mantener los permisos para la operación de Mexicana MRO, en tanto que el AICM otorgará las facilidades para que pueda permanecer en las instalaciones dicho taller.

Según el comunicado, el convenio respeta en todo momento los derechos de los trabajadores y de los demás acreedores de la comerciante, y que el tiempo de espera de 10 años para que inicie el pago a los acreedores comunes, permitiría a Mexicana MRO, disponer de sus recursos para enfrentar la operación ordinaria sin preocuparse por cubrir en ese período, crédito común alguno.

apr