Las nóminas no agrícolas en Estados Unidos aumentaron 210,000 en noviembre, un dato muy por debajo del reportado el mes previo, de acuerdo con cifras divulgadas el viernes por el Departamento de Trabajo.

En octubre, el país agregó 546,000 nuevos puestos de trabajo, (este dato fue revisado al alza, en lugar de los 531,000 divulgados anteriormente).

Analistas consultados por Reuters esperaban alrededor de 550,000, muy por encima de lo reportado.

La tasa de desempleo bajó a 4.2%, desde 4.6% de octubre. Los salarios, por su parte, siguieron su tendencia alcista.

El informe se conoció unos días después de que el presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, dijo a legisladores que el banco central estadounidense debería discutir sobre acelerar la reducción de sus compras masivas de bonos en la reunión de política monetaria de diciembre.

Crecimiento moderado

Los modestos aumentos del empleo podrían atenuar las expectativas de que la economía crezca con más fuerza el último trimestre del año, después de haber sufrido un bache en el periodo de julio a septiembre.

El gasto de los consumidores y la actividad manufacturera han sido fuertes. Sin embargo, la variante Ómicron del Covid-19 supone un riesgo.

Si bien se sabe poco de la variante, es probable que se produzca una ralentización en las contrataciones y la demanda de servicios, basándose en la experiencia de la variante Delta de la enfermedad, que afectó el ritmo de crecimiento económico en el trimestre pasado. A finales de septiembre había 10.4 millones de puestos de trabajo vacantes.