El Organismo Promotor de Inversiones en Telecomunicaciones (Promtel) espera que Altán logre atraer la mayor cantidad de contratos, pues a éste le corresponde 1% de los ingresos que obtenga el consorcio.

De acuerdo con Fernando Borjón, titular del Promtel, al organismo “le toca 1% del total de los ingresos, entonces hay que darle seguimiento para tener los recursos que corresponden conforme a contrato”.

A más de un mes de la puesta en marcha de la Red Compartida, según Borjón “todo marcha bien”, sí hay interés de las empresas en la Red Compartida y Altán está próximo a firmar algunos contratos.

Borjón comentó a El Economista que “siguen negociaciones para firmar más contratos. Hacia julio próximo se podría hacer un corte para ver cómo va ese asunto”.

El excomisionado del Instituto Federal de Telecomunicaciones dijo que es un elemento (la obtención de contratos) que a Promtel le interesa por dos razones: “más allá de construir una red, lo que se busca es que haya mejor cobertura y más servicios, hay que medir la eficacia de la política pública y también nos interesa el tema de los ingresos pues a Promtel le toca 1% de participación del total de los ingresos, daremos seguimiento y en su momento esperamos obtener los recursos que corresponden conforme a contrato”.

En marzo pasado, y con una inversión de 8,100 millones de pesos para la primera etapa, una cobertura de 32% de la población, 29 Pueblos Mágicos y un contrato firmado, el presidente Enrique Peña Nieto puso en marcha la Red Compartida, el proyecto de telecomunicaciones más importante de la actual administración.

Previo al inicio de operaciones, Fernando Borjón, dijo que Altán ya había firmado el primer contrato (sin revelar de quién se trataba) y que el Promtel dio fe de ello. También dijo que había más contratos en la fila, mismos que en breve se podrían formalizar.

Al respecto, el funcionario declaró que “la Red Compartida no sólo cumplió con el primer hito de cobertura sino también con el comercial. El contrato firmado es de más de un año”.

De acuerdo con Altán, consorcio que opera la red, la cobertura lograda en el primer hito alcanza a 36 millones de mexicanos en 11 ciudades del país, de los cuales, 5.6 millones viven en localidades de menos de 10,000 habitantes.

Así como una cobertura en las 16 delegaciones de la Ciudad de México y algunas localidades del Estado de México, Monterrey, Guadalajara, Querétaro, Aguascalientes, Celaya, Tepic, Morelia, Puebla, Toluca.