El 70% de los conflictos laborales, de un total de 20,983, han sido resueltos bajo el nuevo modelo laboral, de tal manera que tuvieron un acuerdo conciliatorio, informó la secretaria de Trabajo y Previsión Social, Luisa María Alcalde Luján.

A cinco meses de que inició la implementación de la primera etapa de la reforma laboral, la titular del Trabajo sostuvo la segunda sesión virtual, en la que el Consejo de Coordinación para la Implementación de la Reforma al Sistema de Justicia Laboral se dieron a conocer las experiencias de las nuevas autoridades laborales e identificar los aciertos y áreas de oportunidad.

Cabe recordar que antes de 2019 la conciliación no era obligatoria, solamente era una alternativa para los trabajadores y la mayoría se iba a juicio; datos de la STPS indican que  en promedio 8% lograba una conciliación; cifra que se incrementó a 12% hasta antes de la reforma laboral.

Además, vale la pena destacar que el resultado de la conciliación adquiere el carácter de cosa juzgada y si se incumple se puede solicitar la ejecución ante el juez; la conciliación se lleva a cabo en los Centros de Conciliación y las procuradurías de la defensa del trabajo y hay un plazo de 45 días naturales para conciliar.

Por otra parte, Alcalde Luján refirió que, a nivel federal 1,920 sindicatos ya adecuaron sus estatutos, de un total de 2,052 sindicatos activos; lo que equivale a 93.56% de avance. A nivel local, el avance es de 29%, de un total aproximado de 11,372 organizaciones sindicales activas.

Desde el lanzamiento de la plataforma de legitimación de contratos colectivos de trabajo, se han dado de alta 656 sindicatos y se han realizado 1,854 consultas, en donde han participado 219,938 trabajadores, quienes han emitido su voto de manera personal, libre, directa y secreta. De todos estos procesos, únicamente en 2 votaciones no se ha aprobado el contrato colectivo de trabajo.

Respecto a la implementación de la segunda etapa del nuevo modelo laboral, Luisa Alcalde informó que la Secretaría de Trabajo y Previsión Social del estado de Guerrero solicitó reprogramar su incorporación para la tercera etapa, ello, derivado de ajustes presupuestales en razón de las consecuencias económicas provocadas por la emergencia sanitaria, por lo que en este estado solo comenzará el nuevo modelo a nivel federal.

pilar.martinez@eleconomista.mx