La Comisión Federal de Mejora Regulatoria (Cofemer) recomendó elevar 11 pesos el Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) a la cajetilla de cigarros, así como fortalecer los espacios ciento por ciento libres de humo de tabaco en México.

Durante la presentación del estudio Tabaquismo en México: análisis y recomendaciones de mejora regulatoria , el organismo añade a sus propuestas la promoción con mayor fuerza de la prohibición de publicidad de productos de tabaco.

Al respecto, Felipe González Roldán, de la asociación Red México Sin Tabaco, estimó que si la cajetilla costara más de 50 pesos y se elimina por completo la publicidad y promoción de estos productos, así como fortalecer los espacios libres de humo de tabaco, se elevaría la calidad de vida de los mexicanos.

Alertó sobre el comercio ilícito de tabaco, un fenómeno que se presenta en toda Latinoamérica, aunque en México tenemos un blindaje donde la presentación mínima de cigarillos por cajetilla es de 14, pero encontramos en otros países donde las cajetillas mínimas pueden ser hasta de cinco cigarrillos, baratas y accesibles, sobre todo para los adolescentes .

En el caso de comercio ilícito en México, el problema se circunscribe a la venta de cigarrillos sueltos, por lo que las autoridades locales deben tener una mayor intervención en términos de protección a los habitantes.

En este contexto, precisó el especialista, por más formal que sea el establecimiento, la venta de cigarrillos sueltos es una ilegalidad, "está prohibido".

Refirió que aproximadamente 300 millones de cajetillas se vende de esta forma, de un total de 2,500 millones que se comercializan al año.

Con estas medidas, prevé la Cofemer, se reduciría el consumo hasta en 26%, es decir, 19.33% por impuesto, más 6.9% por eliminación de publicidad, y así se elevaría la recaudación en más de 20 por ciento.

Refiere que cada año el gobierno de México genera gastos superiores a 45,000 millones de pesos por atender padecimientos relacionados con el consumo de tabaco, de acuerdo con la investigación.

Muestra también una tendencia creciente en los costos por muerte prematura en México de 2000 a 2008, al pasar de 3,000 millones de pesos a 7,000 millones, respectivamente, costos que se duplicaron de 2000 a 2007 y aumentaron en 2008.

El análisis explica que el incremento en el número de años de vida perdidos por tabaquismo fue de 30% en el periodo 1998-2008 y de continuar con esta tendencia, para 2018 se tendría un aproximado de 169,000 años perdidos por muerte prematura.

La Cofemer destacó que desde el punto de vista de capacidad productiva, el consumo de tabaco provoca actualmente 130,000 años de vida perdidos, cifra que en 2018 alcanzaría 170,000 años de no implementar medidas enérgicas para reducir el consumo de tabaco, principalmente entre los jóvenes.

En materia de mejora regulatoria, el titular de la Cofemer, Alfonso Carballo Pérez, expuso que se trata de un estudio para diagnosticar las alternativas que se deben emprender.

Detalló que entre las funciones del organismo se encuentra el marco regulatorio nacional, diagnosticar su aplicación y elaborar propuestas y disposiciones legislativas en actividades, así como en sectores específicos.

Como órgano técnico encargado de promover la regulación en el país, la Cofemer proporciona este tipo de diagnósticos para identificar oportunidades en el marco regulatorio y con ello promover mejores políticas públicas, explicó Carballo Pérez.

klm