Una vez definido el panorama político-electoral con certidumbre para las inversiones y a casi mitad de sexenio, la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra) exigió al presidente Andrés Manuel López a que abandone su iniciativa “insistente” para reformar a la industria eléctrica y dotar de facultades a la Comisión Federal de Electricidad (CFE), la cual nuevamente inyecta desconfianza entre los inversionistas.

Juan Manuel Chaparro, presidente de la Comisión de Fomento Industrial de la Canacintra, sostuvo que los anuncios del Ejecutivo para realizar cambios constitucionales a la industria eléctrica no sólo “generan desconfianza entre los inversionistas que ya invirtieron en nuestro país e inhiben a nuevos inversionistas; sino alteran los principios de los tratados y acuerdos comerciales que México ya ha firmado con otros países”.

De acuerdo con los lineamientos de la iniciativa pretendida del gobierno federal, “vulnera el estado de derecho, no abandona a la seguridad jurídica de los negocios, obstruye la libre competencia, relega la innovación y el uso de nuevas tecnologías en energías renovables, así como reduce la competitividad del país”, aseveró el industrial.

El mandatario López Obrador informó ayer: “Yo no quería llegar a una reforma constitucional de la industria eléctrica. Todavía no se publicaba la ley y empezaron a aprobarse por los jueces los amparos, entonces, ¿qué nos queda? Presentar una reforma constitucional en materia eléctrica”.

De acuerdo con la Cancintra, la propuesta de reforma a la Ley de la Industria Eléctrica busca desmantelar los incentivos para inversión en generación eléctrica, dotando de beneficios a la CFE sobre las empresas privadas; además de expandir la infraestructura renovable al eliminar el requisito de plantas de energía con fechas de inicio de operación posteriores a 2014 para emitir Certificados de Energía Limpia (CEL); desalentar la inversión eliminando la obligación de la división de comercialización de CFE de comprar energía a través de subastas o procesos competitivo; así como  otorgar a la Comisión Reguladora de Energía (CRE) la capacidad de revocar permisos de autoabastecimiento (autoabasto).

Además de que la iniciativa viola los compromisos de México contenidos en el Tratado México, Estados Unidos, Canadá (T-MEC), el CPTPP y la modernización del Libre Comercio México-Unión Europea.

Juan Manuel Chaparro dijo que si el presidente López Obrador pretende elevar el monto de las inversiones y representar al menos al 25% del PIB y que la inflación no traspase los niveles estimados, debe dar rumbo y mayor estabilidad al país.

Se requiere evitar atentar contra el estado de derecho y en su lugar habrá que dar seguridad, confianza y certeza jurídica a lo invertido o por invertir”, opinó.

Por ello, el representante de la Canacintra se pronunció porque el gobierno actual defina un programa de apoyos e incentivos fiscales “agresivos, efectivos y realistas” para que las micro, pequeñas y medianas empresas (MiPymes) puedan salir de la crisis post pandemia por el Covid-19.

lilia.gonzalez@eleconomista.mx