El senador por el partido colombiano Polo Democrático, Jorge Robledo, denunció lo que calificó como el nuevo foco de corrupción que motivó la empresa brasileña Odebrecht, un préstamo que le entregó la entidad financiara estatal Banco Agrario en 2015 por 120,000 millones de pesos colombianos (41 millones de dólares), en momentos en que ya estaba en causa de disolución por parte de la Superintendencia de Sociedades.

Explicó el senador que ese empréstito fue aprobado en pleno por la junta directiva del BanAgrario, a la firma Navelena, que representa a Odebrecht para adelantar el proyecto de navegabilidad que se tiene en el Río Magdalena.

El integrante el Polo Democrático sostuvo que la Junta Directiva del Banco Agario le prestó 120,000 millones de pesos colombianos en el 2015 a Odebrecht cuando ya la Supersociedades había determinado que estaba en causal de disolución, es decir en quiebra .

Al respecto, pidió que la Fiscalía, la Procuraduría y la Contraloría de Colombia abran, inicialmente, investigaciones a los miembros de la junta directiva de la entidad bancaria, de la cual hacen parte los ministros de Hacienda y de Agricultura.

Cuestionó además que la firma cuestionada no presentó ninguna garantía válida, y que tan sólo se entregó el dinero bajo la palabra que mejorarían el flujo de caja antes del cierre financiero con el ingreso de un préstamo.

Robledo, de la misma manera, consideró que es necesario que se investigue la actuación del vicepresidente Germán Vargas Lleras, porque es quien tiene conocimiento de todo este tipo de obras, en especial una de tan alto costo, 2.5 billones de pesos colombianos (852 millones de dólares), como lo es lo es mejorar la navegabilidad del Magdalena.

Nos han dicho que Vargas Lleras lo sabe todo en esta materia de infraestructura, que no se le escapa nada. Le pregunto: ¿Doctor Vargas Lleras, no sabía de que Odebrecht no era capaz de financiar esa obra? Se dio cuanta o no? Eso era la comidilla de la época , manifestó.