El Departamento de Justicia de Estados Unidos (DoJ) informó este jueves que examina en la actualidad el proyecto de fusión de los dos mayores operadores de cable del país, Comcast y Time Warner Cable (TWC) para determinar si viola las leyes antimonopolio.

"La división Antimonopolio examina el proyecto de adquisición que implica a Comcast y Time Warner", indicó la portavoz del DoJ Gina Talamona en correo electrónico.

Los grupos anunciaron en febrero el plan para la compra de TWC por parte de Comcast por 45,200 millones de dólares en acciones, el 23% de su capital. En vista de las dimensiones de la operación, es posible que existan objeciones por parte de las autoridades antimonopólicas.

El DoJ precisó que el adjunto del ministro de Justicia, Bill Baer, no podrá participar en el caso, ya que tiempo atrás representó en los tribunales al grupo industrial General Electric cuando cedió NBCUniversal a Comcast.

La unión de Comcast y TWC daría lugar a un grupo con un volumen de negocios de 86,800 millones de dólares, con actividades en el sector de banda ancha de internet, la televisión y servicios de telecomunicaciones.

Con 30 millones de clientes entre Commcast y TWC, los dos grupos controlan casi un tercio del mercado de la televisión por cable en Estados Unidos.

Asociaciones de defensa de los consumidores ya expresaron sus inquietudes por un posible aumento de las cuotas si la operación se concreta.

Conscientes de los obstáculos a superar, Comcast y TWC se dieron un largo plazo, probablemente hasta fines del año, para consolidar su unión, y manfiestaron su voluntad de renunciar a parte de su cartera de abonados si fuera necesario.

erp