En el acto de presentación de propuestas económicas del primer farmout o contrato de asociación con Petróleos Mexicanos (Pemex) arrancó con la participación de sólo dos licitantes: la británica BP y la australiana BHP Billiton, rumbo a esta adjudicación en el campo Trión, en aguas profundas del Golfo de México.

NOTICIA: Pemex irá de la mano de Chevron en aguas profundas

El proceso inició el 28 de julio con la publicación de las bases de licitación, el contrato con la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH) y el acuerdo de operación conjunta (JOA, por su sigla en inglés) entre Pemex Exploración y Producción y su potencial socio.

Trión es un campo delimitado tras el descubrimiento de aceite ligero del 2012 mediante el pozo Trión en el Cinturón Plegado Perdido en aguas profundas mexicanas. Se ubica a 2.5 kilómetros de profundidad, con una superficie de 1,285 kilómetros cuadrados y reservas totales ya certificadas de 485 millones de barriles de petróleo crudo equivalente, volumen similar a todos los recursos prospectivos adjudicados hasta ahora en la Ronda Uno mexicana. Los operadores podrán tener hasta 60% de participación en el contrato con Pemex si participan como licitantes en lo individual, y una participación similar a la de la estatal, de 40%, si concursan agrupados con otros socios.

NOTICIA: Perforación de pozos adjudicados en la Ronda 1.2, meta para el 2017

En el cierre de la etapa de precalificación, seis empresas quedaron inscritas como operadores: la australiana BHP Billiton, la británica BP, las estadounidenses Chevron, y Exxon, además de la holandesa Shell y la francesa Total, como aprobó el órgano de gobierno de la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH).

Por tanto, una de ellas comandará el consorcio ganador o participará en lo individual, mientras que otras cuatro firmas: Inpex Corporation de Japón, Lukoil de Rusia, Mitsubishi de Japón y PC Carigali de Malasia fueron precalificadas como socios financieros.

El contrato de operación conjunta entre Pemex y los privados establece que la estatal tendrá una participación de 40% en el contrato de licencia, mientras que el operador se quedará con otro 40% y puede asociarse con un tercero con experiencia en la operación de este tipo de campos, y hasta con un socio financiero, quienes se repartirían el resto de la participación.

NOTICIA: Reforma energética cojea en segmento petroquímico

Al concluir la licitación, el director general de Pemex, José Antonio González Anaya, presidirá una conferencia de prensa. Posteriormente, arrancará en la misma sede, el Centro Banamex de la Ciudad de México, la licitación de 10 contratos de licencia en asociación con el Estado mexicano, también en aguas profundas en las áreas de Cinturón Plegado Perdido y las Cuencas Salinas del Golfo.

[email protected]

erp