Luego de haber renunciado a uno de los tres campos que ganó, la mexicana Strata Campos Maduros se convirtió en la primera contratista de la tercera licitación de la Ronda Uno en obtener la aprobación de su plan de evaluación de campos y una versión preliminar del plan de desarrollo para los dos contratos de licencia que tiene en Nuevo León, en los cuales comprometió una inversión conjunta de 10.7 millones de dólares en los próximos 21 meses.

En la novena sesión extraordinaria del órgano de gobierno de la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH), se aprobaron de manera independiente los planes de producción de ambos campos de gas húmedo, donde Strata pretende pasar de una producción de 0.4 a un promedio de 2.2 millones de pies cúbicos de gas y de menos de 10 a 60.4 barriles por día de condensados en el caso del campo Carretas, de 89.4 kilómetros cuadrados.

Para ello, el plan de la compañía considera incrementar el factor de recuperación de hidrocarburos a través de reparaciones menores, así como intervención y mantenimiento de pozos y ductos existentes, con una inversión en la etapa productiva del campo de 4.09 millones de dólares.

En el caso del campo Peña Blanca, de 26 kilómetros cuadrados, la producción pasará de menos de 0.3 a un promedio de 1.72 millones de pies cúbicos diarios, y de menos de 8 a 51 barriles diarios de condensados. La inversión estimada para la etapa productiva del proyecto asciende a 3.8 millones de dólares, expuso la CNH.

En mayo pasado, Strata Campos Maduros desistió a la firma del campo gasífero Ricos de 23 kilómetros cuadrados, en Tamaulipas, por el cual ofertó 41.5% de regalía adicional pero no presentó garantías de solvencia. Con ello, el segundo lugar, un consorcio encabezado por la mexicana Steel Services, fue considerado ganador del contrato.

Strata se unió así a las compañías que ya arrancaron la evaluación de sus campos. Entre éstas, la italiana ENI comprometió para el 2017 una inversión de 177 millones de dólares que incluyen la perforación de cuatro pozos. En tanto, Hokchi Energy se comprometió a invertir 212 millones de dólares y la perforación de otros cuatro pozos en el mismo lapso.

kgarcia@eleconomista.com.mx