El Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) aprobó las disposiciones para garantizar que a partir del próximo 1 de enero los concesionarios cumplan con la obligación de cobrar las llamadas de larga distancia nacional a sus usuarios.

Las reglas aprobadas por el pleno del órgano regulador establecen de manera expresa que a partir de dicha fecha todo el territorio nacional será considerado como una sola área de servicio, de lo cual se deriva que todas las llamadas que en el país deberán considerarse como llamadas locales.

Ello, precisa el Instituto en un comunicado, a fin de garantizar que no existan cargos de larga distancia a los usuarios de telefonía; las tarifas al usuario final con prefijo 045 serán las mismas que para las llamadas con prefijo 044.

Del mismo modo, las tarifas para las llamadas con prefijo 01 y 02 deben ser las mismas que aquellas para que se marquen con siete, ocho o en su caso 10 dígitos.

Las disposiciones de manera expresa señalan que los concesionarios, permisionarios y autorizados solamente podrán registrar o mantener tarifas del Servicio Local, sin perjuicio de las tarifas que en su caso registren o tengan registradas para el servicio de larga distancia internacional.

Se precisa que los concesionarios, autorizados o permisionarios que modifiquen las condiciones contratadas con motivo de la eliminación de los cobros por llamadas de larga distancia nacional, deberán informar a sus usuarios de dichos cambios.

Para que la eliminación de los cargos por llamadas de larga distancia beneficie a los usuarios a partir del 1 de enero asegurando la continuidad de los servicios, es necesario mantener de manera transitoria los actuales procedimientos de marcación y señalización que intercambian las redes en la interconexión.

[email protected]