La sorpresiva renuncia de Simón Levy-Dabbah como subsecretario de Planeación Turística por motivos “estrictamente personales” fue el primer cambio en la estructura gubernamental del presidente Andrés Manuel López Obrador y se resolvió en 20 minutos.

En un mensaje por Twitter, el secretario de Turismo, Miguel Torruco, informó que el ingeniero Alejandro Aguilera Gómez, a quien conoce desde hace 20 años porque han trabajado juntos, fue designado para ocupar dicho cargo. La respuesta pública fue rápida este viernes que inició el periodo vacacional de Semana Santa.

“El día de hoy presenté por motivos estrictamente personales mi renuncia irrevocable al cargo de subsecretario de Turismo del gobierno de México. Mi profundo agradecimiento y permanente lealtad al presidente XXXlopezobrador_ y a XXXTorrucoTurismo le deseo todo el éxito en su gestión”, escribió primero el exfuncionario en Twitter.

Así, informando en la red, ocurrió el primer relevo del sexenio y en la dependencia que tuvo a su cargo la realización del Tianguis Turístico en Acapulco. En dicho encuentro llamó la atención la ausencia de Levy-Dabbah.

Extraoficialmente se conoce que Levy-Dabbah no fue designado por Torruco y que la relación no era cercana.

En Twitter también, el funcionario agradeció los cuatro meses de trabajo de Levy-Dabbah, quién había abanderado la causa de no más playas privadas. Alejandro Aguilera es ingeniero civil y apasionado de las estadísticas. En el sector turístico, su historial incluye la asesoría al exsecretario de Turismo, Rodolfo Elizondo, y el desarrollo del centro de análisis de la Confederación Nacional Turística, en la época que la presidió Miguel Torruco.

En el Gobierno de la Ciudad de México ocupó antes el puesto de director de Planeación y Desarrollo Turístico y hasta su designación era el encargado de Integración de Información Estadística en Turismo Federal.

[email protected]