La industria de la radiodifusión mexicana escucha cada vez con más fuerza el nombre de un nuevo actor. Sus primeras señales se empezaron a oír en el Sur-Sureste de la República hace más de un lustro y desde ahí han ido expandiéndose al resto del territorio nacional. No es un grupo radiofónico comandado por principiantes, sino por empresarios muy reservados que contratan a estrellas del micrófono, se alían con radiodifusores locales o compiten en licitaciones de AM/FM del IFT para avanzar. El más reciente de esos ingresos ha sido en la Ciudad de México para conformar pronto una nueva cadena nacional de radio.

Su ingreso al mercado de radiodifusión más importante de todo México también ha sido de manera discreta: Grupo Acustik entró a la radio capitalina desde la primera orilla de la banda de amplitud modulada hace unas semanas; a través de Radio Chapultepec 560 AM, controlada por Grupo Radio Digital, pero cuyos acuerdos comerciales con Acustik empatan en los planes de ésta de construir en el corto plazo una red de alcance nacional con alrededor de 150 estaciones, entre propias y afiliadas, transmitiendo sus productos y a las que pretende llevar las voces de reconocidos líderes de opinión, de música en radio o del entretenimiento masivo.

Grupo Acustik fichó al reconocido periodista Javier Solórzano, que en la capital ya transmite cada tarde desde una emisora de escaso rating y mala recepción como lo es el 560 de AM. También sumó al conductor Víctor Trujillo, quien aparece por las tardes-noches en las pantallas y bocinas de Acustik con su personaje Brozo; los comunicadores Fernanda Tapia y Alejandro Cacho forman también parte de su parrilla y para asegurar el contrato con éste último, el grupo se alió con el periódico El Heraldo de México donde escribe Cacho. 

Con múltiples soportes

El grupo es un jugador de radio, televisión y multimedia. Está atrás del perfil La Neta Noticias en Facebook, con 8 millones de seguidores. En su página web institucional presume un alcance de 35 millones de mexicanos a través de todos sus canales de comunicación y aunque su origen estuvo en Quintana Roo, acaba de abrir una oficina en la Ciudad de México, sobre Paseo de la Reforma, donde le faltaba incursionar.

Previo a su arribo a la capital, ya había construido una red más allá de las 40 estaciones propias gracias a la licitación IFT-4 del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT), en las que la empresa participó como el postor Akustik Media, S.A.P.I. de C.V., con los empresarios Erika Fernández Goya, Pablo Gutiérrez Fernández, Rafael Manuel Obregón Carrera y Edgar Ernesto Hendricks Rubio como líderes del grupo; y de esos ejecutivos también compitieron por frecuencias del IFT como integrantes del postor Escápate al Paraíso, S.A. de C.V.

De Cancún a Chihuahua, de Veracruz a Culiacán o de San Luis Potosí a Oaxaca, Grupo Acustik ha ido construyendo de manera muy discreta su red nacional de emisoras sobre 18 estados. Sólo le faltaba un espacio en el Valle de México. En esta plaza, el espectro disponible para nuevas estaciones de radio es escaso, aún con las modificaciones técnicas al tamaño de los anchos de banda que funcionan como separaciones entre estación y estación.

La autoridad reguladora ha confirmado que en el corto y mediano plazos no tiene pensado licitar espectro para AM y FM en la capital del país, por lo que un interesado en entrar a este negocio en la ciudad tendría que hacerlo a través de la modalidad del arrendamiento de una frecuencia, la compraventa de tiempo aire o con la absorción definitiva de una emisora ya en operación.

En cualquier caso, las opciones son diversas. Grupo Acustik podría interesarse por un canal digital de otro grupo radiofónico en la banda de FM, en caso de que su interés sea expandirse más allá de las ondas de Radio Chapultepec. Grupo Radio Centro, el IMER y Grupo Radio Fórmula ya cuentan con canales HD de los que pudiera echar mano el Grupo Acustik.

[email protected]