En abril la actividad industrial del país arañó un crecimiento de 0.2%, retomando terreno positivo, apoyado por el crecimiento de construcción y generación, transmisión y distribución de energía eléctrica, reportó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

De los cuatro componentes de la actividad fabril nacional sólo minería reportó caída, 6.2% este abril, una tendencia desde cuatro años y cuatro meses.

El mayor crecimiento lo reportó el componente construcción, 3.8% su mejor indicador desde mayo del 2016, cuando creció 4.4%, en esta ocasión impulsado por su interior edificación que se alzó hasta 8.5%, su mejor valor en 18 meses.

Generación, transmisión y distribución de energía eléctrica, suministro de agua y gas por ductos al consumidor presentó un crecimiento de 2.8%, recuperando terreno positivo luego de una caída el mes previo, impulsado por su interior de energía eléctrica, que creció 3.1 por ciento.

En tanto, las industrias manufactureras rasgaron un crecimiento de 0.1%, perdiendo ritmo respecto a 3.2% del mes previo, y es que 12 de sus 21 componentes mostraron contracciones. El mejor indicador se mostró en la industria de metálicas básicas con 7.5%, seguido de impresión e industrias conexas con 5.8%, y fabricación de productos textiles con 5.6 por ciento.

Por el contrario las mayores caídas fueron para fabricación de productos derivados del petróleo y del carbón con 16.2%; seguido de la industria de la madera con 5.6%; fabricación de muebles, colchones y persianas 5.3%; y otras industrias manufactureras con 4.7%, este último no caía desde febrero 2014, y fue la mayor contracción desde el 6.9% de septiembre del 2013.

Resalta que fabricación de equipo de transporte cayó 4.4%, no caía desde 0.9% de septiembre del 2016, y se volvió la mayor contracción en dos años, y es que en abril del 2016 cayó 6.1 por ciento.

Ligado al indicador anterior, en abril la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA), informó que la producción de vehículos ligeros fue de 290,891 unidades, una marginal alza anual de 0.3%, relacionado con un entorpecido número en las exportaciones de Nissan, empresa que representa 25% de los envíos totales de México.