La administración del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) optó por no acelerar los tiempos para la elaboración del proyecto ejecutivo requerido para la construcción de la nueva terminal (T3), escuchar a las primeras dos empresas que mostraron interés en ofrecer dicho servicio (IDOM e Ineco) y hacer pública toda la información al respecto.

El pasado 5 de noviembre se difundió en CompraNet el proyecto de convocatoria para realizar los servicios y el plazo para hacer comentarios al respecto vencía ayer.

Sin embargo, el 14 de noviembre se informó que el proceso se cancelaba porque los alcances de los términos de referencia estaban limitados de acuerdo con las perspectivas de desarrollo para la ejecución de los futuros trabajos. Se prevé su reactivación en el presente mes.

En el proyecto de presupuesto de egresos del 2020 ya se contempla la infraestructura; en materia de transporte, los recursos asignados de 3,393.3 millones de pesos al AICM se destinarán para la primera etapa de la reestructuración arquitectónica de los edificios de las terminales 1 y 2, primera etapa de construcción de la T3. Así como a la habilitación y operación de un pozo profundo para el suministro de agua.

Para lo que resta del año, se tiene contemplado un presupuesto de 10 millones de pesos para iniciar el proyecto ejecutivo. En los primeros términos de referencia, se fijó un plazo de 52 días naturales para elaborar, entre otras cosas, los documentos técnicos a detalle en las disciplinas de: arquitectura, ingenierías civiles (estructura), eléctrica y electromecánica, hidráulica, telecomunicaciones y sistema de manejo de equipaje.

Al respecto, IDOM (que incluye en su portafolio de proyectos una terminal en el aeropuerto de Heathrow, Londres) pidió reconsiderar el plazo de ejecución y extenderlo, al menos, a 10 meses por la complejidad existente. En respuesta, en principio, se le dijo que no era posible, aunque fuentes relacionadas informaron que sí se ampliará el plazo.

“Existe la consigna de hacer bien las cosas y atender a los tiempos técnicos en total transparencia, por eso se canceló el proceso de preconvocatoria”, informó un funcionario.

Ineco solicitó que se pueda acreditar la experiencia de las empresas internacionales relacionadas con la participante local en la licitación, toda vez que se tratará de una licitación de carácter nacional. La propuesta se aceptó.

[email protected]