Caracas.- La Asamblea Nacional (Congreso) de Venezuela informó hoy que la inflación en abril escaló a 80.1%, lo que elevó la tasa acumulada en 12 meses desde abril de 2017 a 13,779 por ciento.

La Comisión de Finanzas de la Asamblea presentó sus cálculos sobre la escalada de precios durante abril, para enfrentar el silencio que mantiene desde hace cuatro años el Banco Central de Venezuela sobre la inflación.

El diputado Ángel Alvarado informó en una rueda de prensa que la inflación acumulada en los primeros cuatro meses de 2018 escaló a 897.2 por ciento.

"Esto la convierte en la hiperinflación más grande en Sudamérica y la segunda de Latinoamérica a lo largo de la historia. Esto ha pulverizado la moneda y con ello pulverizó el salario", señaló.

"Cuando (el presidente) Nicolás Maduro llegó a la presidencia el salario mínimo nacional era de 300 dólares y ahora es de tres dólares. Es un salario de hambre, fue una expropiación silenciosa del salario", aseveró.

Indicó que la hiperinflación en Venezuela es la segunda más alta de Latinoamérica, después de la tasa alcanzada en Nicaragua en 1989 de 23,719 por ciento.

Según Alvarado la inflación en abril se debió principalmente a la expansión del circulante con el que el BCV financia al Ejecutivo, así como al colapso de la economía que ha reducido la oferta de bienes.

"Tenemos una inflación promedio mensual de 75% desde octubre (2017) y si la situación sigue como va, según nuestras proyecciones, para fin de año tendremos 94.743 por ciento. Esto si el proceso se mantiene, que es lo más probable, porque no vemos ninguna posibilidad de cambio”, indicó sobre la negativa del gobierno a poner en marcha un plan antiinflacionario.

Por su lado, el diputado Rafael Guzmán señaló que en el presente panorama es inviable la reconversión monetaria, que el gobierno ordenó para el 6 de junio, para retirarle tres ceros a la moneda actual.

"La hiperinflación que tenemos en con escasez de billetes y ahora el gobierno se inventó este nuevo cono monetario (billetes), que desde su entrada en vigor estará perdiendo valor. Para fines de este año, la pérdida del valor adquisitivo de la nueva moneda estará rondando el 80%", dijo.