El presidente Andrés Manuel López Obrador formalizó este jueves el nombramiento de Rogelio Ramírez de la O como secretario de Hacienda y Crédito Público, en sustitución de Arturo Herrera, por lo que entrará en funciones hoy mismo.

A través de un comunicado, la Secretaría de Hacienda aclaró este jueves que, “si bien el nombramiento debe ser ratificado por la Cámara de Diputados, los secretarios de Estado entran en funciones el día de su nombramiento y en caso de no ser ratificados en los términos previstos en la propia Constitución, dejarán de ejercer su cargo”, precisó Hacienda.

Ramírez de la O, quien llega meses antes de la entrega del Paquete Económico 2022, tendrá el reto principal de seguir impulsando la recuperación de la economía mexicana, en medio de la tercera ola de contagios del Covid-19.

Asimismo, será el encargado de escuchar a diversas voces para formular lo que se presume una reforma fiscal que deberá cumplir con el mandato presidencial de no subir ni crear impuestos.

La Asociación de Bancos de México (ABM) ha sido la primera en dar la bienvenida a Ramírez de la O al frente de la Secretaría de Hacienda, e hizo votos por una exitosa gestión, una vez que sea ratificado por el Poder Legislativo.

En un breve comunicado, la ABM reconoció la importancia de mantener una estrecha comunicación y colaboración con las autoridades del sector financiero del país.

“Reiteramos nuestro compromiso de mantenernos como un interlocutor constante y de vocación social e incluyente en la construcción de una nación más próspera y equitativa”, señaló el organismo cúpula de los banqueros.

Destacó que la banca ha estado y seguirá unida para trabajar en favor de los mejores intereses del país.

“Así lo ha hecho en el contexto de los retos impuestos por la pandemia, y sí lo hace al mantenerse como un factor esencial para la reactivación económica y el crecimiento de nuestra nación”, resaltó.

Banca de desarrollo, el reto

La llegada de Ramírez de la O a la SHCP se dará en un contexto donde el crédito de la banca de desarrollo ha tenido serias afectaciones, por lo que es considerado como un reto para el relevo de Herrera.

De acuerdo con datos de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, a abril de este año el saldo de la cartera de crédito total de la banca de desarrollo se ubicó en 1 billón 42,534 millones de pesos, esto es una caída de 13.3% respecto al mismo periodo del 2020.

Las cifras de la autoridad revelan que la cartera comercial ha sido la que más se ha reducido en el periodo de un año, pues al mes de abril presentó un saldo de 990,336 millones de pesos, es decir una reducción anual real de 13.7 por ciento.

Dentro de la cartera comercial de la banca de desarrollo, el crédito destinado a entidades financieras ha sido el más afectado en el lapso de 12 meses, pues a abril pasado registró un saldo de 255,873 millones de pesos, es decir, una caída anual real de 29 por ciento.

En la parte de crédito al consumo, la cartera registró al cuarto mes del año un saldo de 40,971 millones de pesos, es decir, una reducción anual real de 4.7%, mientras que la cartera para vivienda alcanzó un saldo de 10,722 millones de pesos, es decir, una caída de 8.8% respecto al mismo periodo del año anterior.

De los seis bancos de desarrollo, sólo Banobras tuvo, a abril pasado, un ligero crecimiento en su cartera de crédito, de 0.6% respecto al mismo periodo del 2020, mientras que el resto tuvo disminuciones siendo Nafin el de la contracción más drástica, pues registró un saldo de 185,314 millones de pesos, es decir, una caída de 33.3% anual.

valores@eleconomista.mx