La Procuraduría de la Defensa del Contribuyente (Prodecon) informó que, en lo que va del año, ayudó a que el Servicio de Administración Tributaria (SAT) recaudara 13,212 millones de pesos a través de la figura de los acuerdos conclusivos.

Luis Alberto Placencia Alarcón, titular en funciones de la Prodecon, dijo en un webinar que esperan que, al cierre del año, la cifra aumente a 14,000 millones de pesos, lo cual sería un monto récord desde la creación de estos acuerdos.

Agregó que, el mes pasado, el ombudsman fiscal logró que dos contribuyentes pagaran 3,000 millones de pesos a la autoridad fiscal, mientras que este mes esperan que se realice otro pago de 800 millones de pesos.

Los acuerdos conclusivos son un medio de justicia alternativa, creados en el 2014, que permite a los contribuyentes y a las autoridades fiscales arreglar sus diferencias ante la procuraduría, de manera consensuada a través de un procedimiento ágil y moderno, en el cual la Prodecon interviene como mediadora y rectora del procedimiento. Se generan tras las auditorías que llegan a hacer las autoridades fiscales a los contribuyentes, ya que algunas veces los causantes no están conformes con las sentencias a las que llegan.

Respecto a las modificaciones que se realizaron en el Código Fiscal de la Federación (CFF) para el próximo año en este tema, recordó que se limita el plazo para que el contribuyente pueda acceder al acuerdo conclusivo; sin embargo, descartó que esto vulnere u obstaculice el acceso a esta figura por parte del causante.

De acuerdo con la Secretaría de Hacienda, se limitan los plazos para que el contribuyente acceda a estos acuerdos debido a que se ha presentado un abuso en el uso de éstos para alargar procesos y no pagar los impuestos correspondientes; sin embargo, Placencia Alarcón refirió que el acuerdo conclusivo puede llevar tiempo debido a diferentes situaciones, como la solicitud de información a la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, intervención de otras áreas, regularización de más de dos ejercicios fiscales, entre otras.

Cambios desafortunados

Rodrigo Muñoz Serafín, socio director de Muñoz Serafín Consultores, refirió que las modificaciones que se aprobaron en la Miscelánea Fiscal para el 2021 son “poco afortunadas” desde la perspectiva del contribuyente.

Lo anterior porque reducen las opciones de defensa del causante e incrementan las facultades de la autoridad fiscal, lo que puede traducirse en una mayor carga para el pagador de impuestos.

Para arreglar diferencias

  • Los acuerdos conclusivos son un medio de justicia alternativa, creados en el 2014, que permite a los contribuyentes y a las autoridades fiscales arreglar sus diferencias ante la procuraduría, de manera consensuada.
  • El acuerdo conclusivo puede llevar tiempo debido a diferentes situaciones, como la solicitud de información a la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, intervención de otras áreas, regularización de más de dos ejercicios fiscales, entre otras.
  • Las modificaciones que se realizaron en el Código Fiscal de la Federación para el próximo año en este tema, limitan el plazo para que el contribuyente pueda acceder al acuerdo conclusivo.
  • Tras las auditorías que llegan a hacer las autoridades fiscales a los contribuyentes, ya que algunas veces los causantes no están conformes con las sentencias a las que llegan, es como se generan los acuerdos conclusivos.

ana.martinez@eleconomista.mx