El gobernador del Banco de México (Banxico), Alejandro Díaz de León, aseguró que México se mantiene atractivo para las inversiones en infraestructura, a pesar del entorno complejo que se tiene en el exterior y dentro del país.

“Si bien enfrentamos un panorama externo e interno complejo, México tiene claras fortalezas para seguir siendo un destino atractivo para la inversión y para promover la modernización de la infraestructura”, dijo al participar en el Seminario Nacional de Infraestructura 2018.

A propósito de la celebración del 85 aniversario de Banobras, detalló que la infraestructura representa la columna vertebral del desarrollo económico de cualquier país.

Para su impulso, indicó que se requieren dos condiciones fundamentales: un entorno de estabilidad macroeconómico que atraiga inversiones, que permita el desarrollo de los mercados crediticios y facilite la ejecución de proyectos de largo plazo.

“México destaca por ser una de las economías emergentes que ha consolidado su estabilidad macroeconómica y en ello el Banxico juega un papel fundamental al mantener una inflación baja y estable”, expresó.

Es indispensable que esto sea así para promover un entorno de confianza que permita canalizar recursos a los proyectos de infraestructura y de alto impacto en el desarrollo nacional, destacó el gobernador del banco central.

Dijo que también se requiere de un marco normativo que abra oportunidades para una amplia gama de inversionistas; dicho marco debe brindar reglas transparentes y estables con respecto a sus condiciones de participación con diferentes vehículos financieros, ya sean de deuda o de capital.

“Se necesita una estrategia integral que promueva el funcionamiento de los múltiples elementos que interactúen en lo que podemos llamar ecosistema de proyectos de inversión. En este ecosistema debe estar presente una planeación estratégica de largo plazo que considere las necesidades de conectividad logística de desarrollo regional y urbano”, añadió.

Díaz de León comentó que Banobras ha logrado adaptarse a la evolución de los modelos de la banca de desarrollo, “funciona como una entidad moderna y dinámica que no sólo ofrece apoyo financiero, sino que facilita con promoción y asesoría especializada el crédito directo”.

“NO ES UNA TAREA FÁCIL”: GONZÁLEZ ANAYA

El secretario de Hacienda y Crédito Público (SHCP), José Antonio González Anaya, coincidió con que, en México se tienen grandes retos en materia de inversión en infraestructura y expresó que “no es una tarea fácil”, sobre todo ante el incremento de las tasas de interés que se observan en México y en Estados Unidos.

“Ése es precisamente el reto (...) cada vez encontramos maneras innovadoras para financiar los grandes proyectos de infraestructura. No es un proceso fácil, pero la innovación financiera ha permitido avanzar en temas de infraestructura”, agregó.

Con respecto al tema de las inversiones del nuevo aeropuerto de la Ciudad de México, expuso que se buscarán las mejores formas de financiamiento para proyectos que son de esta magnitud.

“Antes los proyectos se financiaban con recursos fiscales, luego con créditos directos, ahora hay todo tipo de instrumentos como fibras y lo que se busca es que se financien bien”, dijo.

González Anaya mencionó que, durante su participación en la reunión de ministros de finanzas del G20 en Argentina, donde también estuvo el gobernador del Banxico, se estableció una mesa en la que se propusieran estrategias para seguir impulsando la infraestructura.

Actualmente, el gasto en inversión pública en México ha registrado niveles muy bajos; incluso, en el primer mes del 2018, se observó un mayor destino de recursos al pago de intereses de endeudamiento que hace el gobierno federal que a la inversión pública.

Para el costo financiero de la deuda, se destinaron 58,743 millones de pesos (crecimiento real de 22.5%, respecto de enero del 2017), mientras que al gasto de inversión pública se destinaron 49,485 millones de pesos (una reducción real de 10.9 por ciento).