La actividad económica en la rama de servicios recreativos, educativos, culturales, deportivos y otros servicios de esparcimiento cayó por quinto mes consecutivo en mayo del 2018, alcanzando una variación anual negativa de 3.64%, la caída más pronunciada desde el quinto mes del 2009.

De todos los sectores considerados en las actividades terciarias, el único que registró resultados negativos fue el que comprende los servicios que imparten centros culturales y deportivos como el teatro, cine, recintos de danza, deportivos, academias de artes, librerías entre otros. 

Los servicios relacionados con el deporte, la cultura y la recreación de la población mexicana han seguido una tendencia de recesión en cuanto a productividad y dinamismo durante los cinco primeros meses de este año, de acuerdo con el Indicador Global de Actividad Económica (IGAE), que proporciona información acerca del comportamiento real de las distintas ramas de la economía en el país.

En enero, la caída fue de 0.03%, en febrero fue de 0.76%, en marzo alcanzó 1.75%, en abril cayó 1.66% hasta que en el quinto mes del año tocó su nivel más bajo en 108 meses, de acuerdo con datos del Inegi (Instituto Nacional de Estadística y Geografía).

El IGAE presentó buenos resultados para el conjunto de actividades terciarias, que creció 2.84% a tasa anual en mayo de este, año, lo que presenta una recuperación muy importante después de que el mes previo cayera 0.10 por ciento.

Entre los datos positivos de las actividades terciarias, destacó el dinamismo económico que se registró en el rubro de servicios de transportes y almacenamiento e información en medios masivos que incrementó 6.15%, el comercio al por mayor (4.15%), el comercio al por menor (3.67%), las actividades legislativas, gubernamentales y de impartición de justicia (3.55%) y los servicios financieros, inmobiliarios, de alquiler y seguros (2.16 por ciento).

 

ana.garcia@eleconomista.mx