El proyecto de la criptomoneda Libra, liderado por Facebook debe cumplir con los más altos estándares para combatir el blanqueo de capitales y evitar el financiamiento al terrorismo si pretende circular, dijo el martes un alto cargo del Tesoro de Estados Unidos.

Cualquier proyecto de criptomoneda, como el de Libra, cuya sede está en Ginebra, que opere en todo o gran parte de Estados Unidos, claramente tendrá que cumplir con los estándares estadounidenses, dijo la subsecretaria del Tesoro para Terrorismo e Inteligencia Financiera de Estados Unidos, Sigal Mandelker, en la capital suiza.

“Ya sea bitcoin, Ethereum o Libra, nuestro mensaje es el mismo para todos: la lucha contra el blanqueo de capitales y el financiamiento al terrorismo tiene que estar integrada en su diseño desde el principio”, expresó Mandelker.

La subsecretaria habló tras reunirse con funcionarios del gobierno suizo y representantes del Banco de Pagos Internacionales y otros organismos financieros internacionales con la intención de discutir sobre las criptomonedas, incluido el proyecto Libra, de una asociación con sede en Suiza.

La representante del Tesoro explicó que se reuniría el martes con el supervisor del mercado financiero de Suiza, Finma, para discutir sobre la implementación de las debidas garantías contra el blanqueo de capitales y la adopción de medidas contra las empresas que lo incumplan, lo que es una prioridad.

FINMA concedió en agosto las primeras licencias bancarias y de valores de Suiza a dos proveedores de servicios de blockchain y ha creado un centro digital de divisas denominado Crypto Valley.

“Suiza, al igual que otros países, se ha promocionado como un lugar de encuentro para la tecnología y la innovación, por lo que, por supuesto, cualquier país que se presente de esa manera, en mi opinión, debe considerar al más alto nivel estos particulares y con la mayor atención”, añadió.

G7 cuestiona

En la pasada reunión del G7, los miembros se mostraron preocupados de que las grandes compañías tecnológicas estén invadiendo cada vez más áreas controladas por los gobiernos, como la emisión de monedas.

El plan de la compañía de redes sociales de lanzar una moneda digital ha enfrentado una serie de cuestionamientos de reguladores, jefes de bancos centrales y gobiernos que indican que debe respetar las normas contra el lavado de dinero y garantizar la seguridad de las transacciones y de los datos de los usuarios.

“La soberanía de los países no puede ser puesta en peligro”, dijo a periodistas el ministro de Finanzas de Francia, Bruno Le Maire.

El ministro de Finanzas de Alemania, Olaf Scholz, refirió que los planes de Facebook no “parecen haber sido analizados detalladamente”, agregando que también hay preguntas sobre la seguridad de los datos.

Los jefes de bancos centrales expusieron que si Facebook quiere recibir depósitos, necesita una licencia bancaria, lo que sometería a la compañía a las estrictas regulaciones asociadas a operar dentro de la industria.