Mantener la estabilidad macroeconómica a través de reforzar la política fiscal, mantener un tipo de cambio flexible y respetar la autonomía del Banco de México (Banxico) son prioridades en las que coincidieron los asesores económicos de los tres principales candidatos a la Presidencia.

Durante su participación en el True Economic Talks: Aciertos y Fracasos, expusieron frente a representantes del sector empresarial y representantes de organismos internacionales las estrategias que llevarán a cabo en caso de que sus candidatos ganen la silla presidencial el próximo 1 de julio.

Mantener estabilidad económica

Luis Madrazo, asesor económico del candidato presidencial José Antonio Meade, comentó que la prioridad, en caso de que gane, será mantener la estabilidad de la economía.

Destacó que durante el tiempo en que Meade estuvo al frente de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, se logró por primera vez desde el 2008 un superávit primario y se redujo el Saldo Histórico de los Requerimientos Financieros del Sector Público, la medida más amplia de la deuda.

Abundó que el buen manejo de las finanzas públicas permitió que las calificadoras como Moody’s, Standard & Poor’s y Fitch Ratings cambiaran su perspectiva de Negativa a Estable.

“El compromiso de la estabilidad no sólo viene de las palabras, sino del actuar. Ninguno de los otros candidatos tiene la experiencia en la conducción en las finanzas públicas ni en el manejo de gobierno”, expuso quien representa a la coalición Todos por México del PRI, PVEM y Nueva Alianza.

Madrazo defendió la reforma educativa y aseguró que se le dará continuidad. “El nuevo modelo educativo está en juego y es la diferencia más grande entre Meade y López Obrador. Él tiene una alianza con Elba Esther Gordillo, y eso significaría regresar al viejo modelo”.

Recordó lo que José Antonio Meade dijo sobre López Obrador: “su enorme ambición de poder y su miedo a perder la elección lo han llevado a tomar las peores alianzas en materia política y de corrupción”.

Con respecto a la propuesta de Ricardo Anaya de crear un ingreso universal, aseguró que ello significaría aumentar el gasto público, lo cual no sería bueno para el país.

Recuperar el gasto en inversión

Gerardo Esquivel, asesor económico de Andrés Manuel López Obrador, aseguró que el eje central de su estrategia es reducir el gasto corriente y recuperar la inversión pública, la cual se ubica en niveles bajos históricos.

Para reducir el gasto corriente, propuso regular el Ramo 23 de Provisiones Salariales y Económicas, mejor conocido como la caja negra del presupuesto y eliminar el gasto en publicidad del gobierno.

“Cada año hay una diferencia entre lo que se aprueba en el Ramo 23 y lo que se ejerce. Hay años en los que se han observado hasta 60,000 millones de pesos extras a lo que se aprueba y lo malo es que se utiliza con fines políticos”, expresó quien representa a la coalición Juntos Haremos Historia por Morena, PT y el PES.

Otra de las propuestas en las que se enfocarán para reducir el gasto corriente, expuso, es eliminar los programas sociales que no sean bien evaluados por el Coneval. “Vamos a impulsar el programa Prospera, duplicaremos la pensión de los adultos mayores y crearemos un programa para apoyar a los jóvenes (...) No son programas clientelares porque tienen criterios muy claros”, sentenció.

A su parecer, el bono demográfico que tenía el país se desaprovechó en los últimos años, pues con ello se pudo elevar el nivel de la formalidad laboral y con los recursos que se generaran se pudo haber mejorado la política de seguridad social del país.

Esquivel criticó la ausencia de crecimiento económico de los últimas tres décadas, la cual permaneció en un promedio de 2 por ciento. Acusó que tampoco se ha hecho un buen manejo de las finanzas públicas, pues en este sexenio la deuda se incrementó en más de 13 puntos del Producto Interno Bruto y ello no se reflejó en mayor inversión.

Sistema de pensiones, debe reforzarse

Félix Vélez Fernández, asesor económico de la coalición Por México al Frente por el PAN, PRD y Movimiento Ciudadano, dijo que si bien coincide con varias propuestas de política fiscal que proponen los otros asesores económicos, también deben mencionarse temas que han quedado desatendidos, como el sistema de pensiones.

Explicó que si bien fue positivo que se migrara de un esquema de reparto a uno de cuentas individuales, el sistema de pensiones debió seguir reforzándose.

“Se tomó el modelo de Chile, pero hoy existen muchas personas jubiladas con bajas pensiones y en México nos va a alcanzar ese problema, donde mucha gente se va a pensionar con poco dinero”, aseguró quien representa al candidato presidencial Ricardo Anaya.

Enfatizó que para solucionar el problema en el sistema de pensiones se requiere de un acuerdo democrático. “Es un tema que no está en la agenda y es sumamente serio. No es sostenible pensar, que con la precariedad laboral que te lleva a ese modesto pago de pensión, se pueda mejorar la situación de seguridad social”.

Criticó que en los últimos 30 años se haya tenido un estancamiento en la productividad. Mencionó que es preocupante los niveles de inversión de la actual administración ante un mal manejo del gasto público.

“Cuando la inversión está alrededor de 3% del PIB es preocupante, nosotros estamos proponiendo elevarlo a 5% del PIB, lo cual es fundamental para el avance de la economía”.

Agregó que se requiere tener una política fiscal responsable y prudente, así como un Banco de México autónomo que se concentre en mantener la inflación baja.