El Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) afirmó que la protección social en México se encuentra fragmentada y es desigual en el nivel de acceso y en los beneficios que otorga, por lo que se mostró a favor de otorgar protección social de manera universal sin importar si las personas se encuentran en situación de pobreza o no.

“La protección social debe proteger la seguridad económica de las personas y de sus hogares ante el desempleo, la enfermedad, la invalidez, la muerte y la vejez, dado que la presencia de eventos coyunturales puede aumentar la pobreza, así como profundizar los niveles de pobreza de quienes ya están en esa situación, e imponer mayores obstáculos a los hogares pobres para salir de la pobreza”, puntualizó el Consejo.

El Coneval aseveró que se debe analizar la propuesta de crear “pisos mínimos” de seguridad social con el objetivo de proteger a la población en cualquier momento de su vida.

“Estos pisos mínimos buscan garantizar a toda persona el acceso a un conjunto básico de programas y acciones sin importar sus características laborales, demográficas o de residencia, entre otras, es decir, que los derechos sociales plasmados en la Constitución y en la Ley General de Desarrollo Social puedan garantizarse y hacerse en verdad efectivos a través de los instrumentos de protección social a lo largo del ciclo de vida”, apuntó.

En específico el Consejo propuso crear medidas como una renta básica ciudadana, que consiste en transferencia monetarias a la población, ampliar los programas sociales existentes hacia las comunidades de difícil acceso.

Además de crear un programa de empleo temporal universal, el cual contribuiría a pagar a las personas “un porcentaje del salario mínimo a cambio de actividades comunitarias o de infraestructura”, entre otras propuestas más.

[email protected]