Beijing recortará este año otros 500,000 empleos en los sectores del acero, el carbón y otras industrias pesadas para reducir el exceso de capacidad de producción que ha inundado los mercados y deprimido los precios mundiales, según anunció este miércoles el ministro chino de Empleo.

El gobierno ayudará a los trabajadores despedidos a que hagan el traspaso a otros empleos, inicien sus propias empresas o se retiren, dijo Yin Weimin.

China ha emprendido un esfuerzo de varios años para reducir industrias infladas como el acero, el carbón, el aluminio, el concreto y el vidrio, en las que la producción supera a la demanda.

Algunas compañías intentan exportar su sobreproducción, lo que ha provocado quejas de Estados Unidos, Europa y otros socios comerciales sobre que amenazan miles de empleos.

Yin dijo en una rueda de prensa que el gobierno proporcionó una ayuda similar el año pasado a 726,000 trabajadores que perdieron sus empleos en los sectores del acero y el carbón.

erp