El primer ministro japonés Shinzo Abe prometió que la epidemia de coronavirus que tuvo epicentro en China no tendrá impacto en el desarrollo de los Juegos Olímpicos y Paralímpicos en Tokio.

“En coordinación con la OMS y las otras organizaciones implicadas, tomaremos las medidas necesarias con el objetivo de que los preparativos continúen al ritmo marcado”, señaló Abe en el parlamento.

Los responsables japoneses encargados de deportes y de los Juegos Olímpicos se reunirán esta semana para tratar las medidas contra la epidemia e intentar que no se propague el virus.

“Pondremos en marcha medidas todavía más estrictas para luchar contra las enfermedades infecciosas”, declaró el domingo la gobernadora de Tokio Yuriko Koike.

Japón ya había pedido que se evitara cualquier viaje no obligatorio a China y puso en marcha nuevas medidas, incluidas restricciones de entrada en el país para limitar la propagación del virus.

Varias pruebas de clasificación para los juegos, como el boxeo y el bádminton ya no se harán en China.

Eurocopa no está en peligro

La UEFA negó que el coronavirus chino represente una amenaza para la Eurocopa 2020, que se disputará entre el 12 de junio y el 12 de julio en una docena de ciudades europeas.

“No (es una amenaza). Por supuesto, no sabemos qué pasará y si es necesario introducir alguna modificación y medidas adicionales de control a petición del gobierno ruso, lo haremos. Pero, en estos momentos, no pensamos que esto pueda influir”, dijo Andreas Schär, director de Estadios de la UEFA, según la agencia Interfax.

Agencia antidopaje Chinada suspende actividades.

La agencia antidopaje de China, Chinada, suspendió temporalmente las pruebas, expuso la Agencia Internacional de Pruebas.

“La situación es de precaución para no poner en peligro a los atletas o los oficiales de pruebas y, aunque reconoce la importancia de las actividades antidopaje, las prioridades son mantener la salud pública para todos y reanudará gradualmente las pruebas tan pronto como la situación mejore”, indicó la agencia.

La Agencia Mundial Antidopaje informó que toma control de los casos

“Ayudamos a Chinada mientras implementa un plan que mantendrá la integridad del programa antidopaje en China. El virus del zika y el brote de SARS significan que “no es la primera vez que se produce un brote de este tipo”.

Mientras tanto, los atletas chinos que se preparan para Tokio 2020 se han visto obligados a entrenar de forma aislada. Los aspirantes olímpicos se mantienen “a puerta cerrada” en todo el país.

“Los atletas están entrenando así en campamentos en varias ciudades nacionales y extranjeras en preparación para los Juegos Olímpicos y torneos clasificatorios”, dijo Liu Guoyong, vicepresidente del Comité Olímpico Chino.

El equipo de futbol femenino de China permaneció en cuarentena en Brisbane después de llegar a Australia para un torneo de clasificación olímpica. El escuadrón había estado en Wuhan, donde el evento tenía lugar antes de que el virus forzara su movimiento. Liu agregó que los atletas chinos tendrían arreglos especiales para alojamiento y transporte.

“Habrá más de 100 torneos clasificatorios olímpicos en todo el mundo entre febrero y abril. Esperemos que los atletas chinos puedan prepararse bien”.

[email protected]