El primer Juego de Estrellas es una novedad para el futbol mexicano, pero no es una sorpresa para el modelo de las ligas deportivas de Estados Unidos habituadas a promocionar All Star Games.

Además, si ponemos elementos en una balanza, la derrama económica en taquilla se generará el próximo 25 de agosto en el Banc of California Stadium en Los Ángeles y en California, el estado con más latinos con casi 6 millones, de los cuales un 77. 6% tiene raíces mexicanas, de acuerdo a cifras de la Oficina del censo de Estados Unidos. 

Jugar en territorio californiano es el epicentro de un impacto nacional, pues los fans con ascendencia mexicana del futbol soccer en Estados Unidos eligen a la Liga MX como su favorita y al menos a un club, que por orden de preferencia pueden ser América, Chivas, Cruz Azul, Pumas y Tigres, de acuerdo a datos revelados en la primera encuesta anual “Los hispanos en la audiencia deportiva de EU”, elaborado por Futbol Sites en 2020.

Mikel Arriola, presidente de la Liga MX comentó en el lanzamiento del All Star ante Don Garber, Comisionado de la MLS, Eric Garcetti, alcalde de Los Ángeles y Larry Bergh, dueño del LAFC, que el futbol mexicano busca crecer como lo ha hecho este deporte en Estados Unidos. Hasta el momento, la liga mexicana ha crecido anualmente en un 5% en los últimos 12 años cuando la MLS registra un 20% de crecimiento en este periodo.

“Podemos crecer al promedio que crece Europa, que es el 12% al 13% y ¿por qué no? al ritmo de crecimiento de la MLS, que es alrededor del 20%. Eso va a ayudar a la inversión de jugadores extranjeros y fuerzas básicas”.

En la relación futbolística entre ambas ligas ya existe el Campeones Cup y la Leagues Cup y ahora se suma el All Star, un modelo que dentro de las ligas deportivas estadounidenses se ha tenido que renovar varias veces para atraer el interés de los aficionados. Para recordar, podemos mencionar la mudanza de la sede del Pro Bowl (NFL) de Hawái a Estados Unidos o la caída en rating por no contar con las estrellas que el público espera cada Super Bowl. O está el caso de la NBA, que para aumentar la competencia y atraer más audiencia cambió el formato Conferencia Este contra Oeste, y ahora cada capitán elige a sus jugadores.

Es un hecho, se probará un All Star en el futbol entre las ligas de México y EU, una tercera apuesta además de las ya creadas: la Leagues Cup y Campeones Cup, que nacieron en el 2018 ante la necesidad de la Liga MX de trabajar en su internacionalización.

“Estas ligas son trascendentales para el proyecto de internacionalización de la Liga MX. Sabemos que en Norteamérica tenemos un gran número de aficionados, hoy la audiencia de los partidos de nuestra Liga es en promedio 61% para México y 39% para Estados Unidos, eso nos habla de la importancia que tiene acercarnos a nuestra afición en el norte del continente", dijo Arriola en marzo pasado al anunciar la segunda edición de Leagues Cup, en la que se enfrentan los mejores clubes de la Liga MX y MLS.

Walter Franco, asesor comercial deportivo de una consultora para el desarrollo de instalaciones deportivas y eventos analiza que este All Star Game está muy lejos de lo que puede generar en ingresos uno de la MLB o NBA, ya que se desarrolla en un mercado establecido (Los Ángeles) y mucha población local acudirá sin reservar hotel.

“El Juego de Estrellas lleva dos propósitos. En los últimos 15 años de la MLS se han construido estadios específicamente para el futbol, es una forma para promocionarlos. Si fuera en verdad con el fin de meter boletaje, el partido se hubiera hecho en el Rose Bowl, AT&T Stadium o en capacidades de 70,000  y 80,000. También es por cumplir con los nuevos dueños que entran a las ligas”.

De acuerdo a datos del Plan Estratégico de la Liga MX presentado en marzo del 2021, el torneo llega a 242 millones de televidentes en México y Estados Unidos, de los cuales el 71% son en nuestro país y el 29% en territorio estadounidense, donde 59.1 millones de personas son aficionadas de la Liga MX y la mayor parte de los fans en EU se concentran en la región sur, especialmente en California.

En la presentación bilingüe del All Star, Mikel Arriola aclaró que este nuevo paso es distinto a una fusión entre la Liga MX y la MLS e incluso con clubes de Canadá. 

“Estamos dentro de un proceso de crecimiento constante en la participación de los equipos en las Ligas conjuntas. Esto se suma a lo que viene en este año y el siguiente donde repetiremos eventos y tendremos una versión más fortalecida de la Leagues Cup. Debemos de crecer juntos, estamos en rutas de tener escalas que no se imaginan los eventos que se nos vienen”. 

Walter Franco explica que para una fusión aún falta que ocurran muchos cambios, ya que son ligas impares en estructura y desarrollo.  

“En el balance es ver si estas alianzas entre Liga MX y MLS culminan con una fusión. Pero son muy diferentes, por ejemplo del lado de la MLS hay un sindicato fuerte de jugadores, está centralizada y las ganancias de las ventas se reparten. Si se fusionan, la Liga MX tendría que aceptar en la mesa a nuevos perfiles negociadores, muchos inversionistas de la MLS también están en la NFL, NBA. También se ha hablado que la fusión sería con 50 clubes, es decir, no todos los equipos de la Liga MX estarían dentro. Solamente entre cuatro  u ocho equipos formarían parte de una fusión y serán los que sean más valiosos económicamente y representan un mercado”.

Nuevos mercados y planes se abren. La relación bilateral ata un cabo más.