Oporto y Sporting de Braga disputarán el 18 de mayo en Dublín la primera final totalmente portuguesa en la Europa League, la competición heredera de la Copa de la UEFA, tras eliminar en la vuelta de las semifinales al Villarreal español y también al portugués Benfica.

El conjunto de Garrido lo tenía todo a favor desde su goleada 5-1 de la ida y, a pesar de perder 3-2, no tuvo grandes problemas gracias a los tantos del brasileño Hulk y el colombiano Radamel Falcao.

Campeón de la Liga de Campeones en dos ocasiones (1987 y 2004), partirá por su parte como gran favorito para conseguir su segunda Europa League.

Mientras que el Sporting de Braga consumó la gran sorpresa dejando fuera al Benfica con un triunfo por 1-0, que sirvió para remontar el 2-1 adverso que traía de la ida de Lisboa.

El portugués Custodio fue el héroe de la noche en Braga, superando a Jardel en el salto para terminar anotando de cabeza, en un saque de esquina en el minuto 17.