La Federación Internacional de Futbol (FIFA) anunció que ha aceptado la introducción del uso de la tecnología en la línea de gol en algunos torneos, entre ellos el Mundial de Clubes de Japón-2012, la Copa de las Confederaciones-2013 o el Mundial-2014.

La decisión de la International Board (IFAB), órgano avalista de las reglas del juego, permite el visto bueno al proyecto, como anunció la FIFA en Zúrich, en una rueda de prensa de su secretario general, el francés Jerome Valcke.

Las dos empresas que participaron en la segunda fase de pruebas (marzo-junio 2012) fueron aceptadas, la del Hawy-Eye (sistema basado en la utilización de cámaras) y la de GoalRef (por medio de un campo magnético y un balón especial).

Esta autorización está ahora sometida "a la instalación final en cada estadio antes de que los sistemas sean utilizados en auténticos partidos de futbol, de acuerdo al programa de calidad de la FIFA para la GLT (tecnología en la línea de gol)", precisó el órgano rector del balompié en un comunicado.

Con el impulso del presidente de la FIFA, Joseph Blatter, partidario de este uso de la tecnología, la IFAB había aceptado por primera vez abrir el debate en octubre de 2010, poco después de la polémica generada en el Alemania-Inglaterra (4-1) de los octavos de final del Mundial-2010.

En ese partido, un tanto legal del inglés Frank Lampard, que había cruzado claramente la línea, no fue concedido por el árbitro, mientras que las imágenes de televisión mostraban claramente que el gol era legal y debía haber subido al marcador.