Dmitry Simonov define a Sport-Express.ru como uno de los sitios de periodismo deportivo de más impacto en Rusia (en su versión web e impresa). Como editor del medio, lo ha visto desarrollarse durante los ocho años que ha estado a cargo. Su experiencia se extiende al trabajo de reporteo, presente en los últimos tres megaeventos que han marcado la historia deportiva siberiana: Copa del mundo, Copa Confederaciones y los Juegos Olímpicos de invierno en Sochi.

—¿Qué tan valioso es el periodismo deportivo en Rusia?

La profesión de periodista no es tan valiosa en Rusia, especialmente en regiones donde los salarios son demasiado bajos y el nivel de periodismo también. El mercado es muy pequeño para el periodista deportivo.

—Desde una perspectiva externa, algunos analistas dicen que Rusia tiene un gobierno autoritario. ¿Cuál es el impacto de esto en los medios?

El impacto del gobierno es el mismo que en la mayoría de los países del mundo (...) nada especial. Escribimos sobre deportes, pero posiblemente un periódico político o financiero o amarillista sea más dependiente. No sentimos presión de los personajes políticos de Rusia.

—Los deportes en Rusia han estado involucrados en acusaciones de dopaje ¿alguna vez ha sido difícil entrevistar a personas cercanas a la política o relacionadas con este tema?

No, todos están listos para hablar sobre esto. A los políticos les gusta hacer declaraciones sobre los deportes y los problemas de dopaje. La mayoría dice que las acusaciones no son ciertas y es una especie de propaganda occidental contra Rusia.

—Después de las acusaciones de la Agencia Mundial Antidopaje sobre el dopaje de estado en varios deportes en Rusia, ¿cuál es la reacción de los lectores rusos?

El punto de vista más popular de los lectores es cuando dicen “no somos culpables como país, no había un sistema de dopaje de estado”. Pero algunas personas como atletas y entrenadores señalan que el dopaje debe ser castigado.

—Algunos medios han mencionado que la Copa del mundo puede ser un objetivo para un ataque terrorista. ¿Los medios de comunicación dan espacio a este tema?

No. Sería hacer propaganda para el terrorismo. Pero hacemos entrevistas con personas que son responsables de las medidas de seguridad y responden a nuestras preguntas: “estamos seguros de que todo estará bien, contamos con buenos servicios de seguridad”.