La situación del virus del Zika acapara la atención en la recta final de los preparativos para los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro, incluso por encima de las preocupaciones por las reducciones en el presupuesto del comité organizador y por la contaminación del agua.

Cientos de periodistas acudieron el martes a la sede del comité organizador para recibir un informe sobre la venta de boletos, la construcción de las sedes y otros preparativos, a seis meses de la inauguración de los Juegos, que comienzan el 5 de agosto.

En cambio, recibieron un informe del director médico del comité organizador, Joao Grangeiro, y funcionarios del Ministerio de Salud, que ofrecieron garantías de que los Juegos no se verán afectados por el Zika, y que sólo las mujeres embarazadas corren un riesgo especial por el virus, que es transmitido por la picada de un mosquito y cuyo epicentro está en Brasil.

Los atletas pueden venir a los Juegos Olímpicos , dijo Grangeiro. Agregó que los organizadores siguen las normas de la Organización Mundial de la Salud, que catalogó la propagación del virus como un evento extraordinario y una amenaza a la salud pública .

Ellos (los atletas) no corren peligro , agregó. Prometió que la cantidad de mosquitos disminuirá en agosto, durante el invierno brasileño.

Son los Juegos de verano, pero para nosotros es invierno , indicó. No tendremos una epidemia ni una situación de pandemia. No podemos asegurar que no tendremos ningún caso (durante los Juegos), pero consideramos que el riesgo es mínimo .

Daniel Soranz, secretario de Salud de Río, indicó que los mosquitos alrededor del Parque Olímpico en general no son el Aedes aegypt que transmite el zika.

Realizamos controles a diario en la zona para disminuir la cantidad de mosquitos , explicó.

Jaques Wagner, jefe de Gabinete de la presidenta brasileña Dilma Rousseff, dijo el lunes que los atletas no corren peligro, a menos que sean mujeres embarazadas . Agregó que no se recomienda que mujeres embarazadas viajen a Brasil.

El virus es el más reciente dolor de cabeza para los organizadores de los Juegos, que han tenido que reducir unos 500 millones de dólares de su presupuesto operacional de 2,000 millones para lidiar con la peor recesión del país desde la década de los 30.

El valor del real cayó cerca de 30% comparado con el dólar, la inflación supera 10% y Rousseff encara un juicio político.

Mario Andrada, vocero del comité organizador, indicó que la reducción en los fondos no impacta las medidas para evitar la propagación del virus.

En este caso, lo más importante es atender a los que han sido infectados o prevenir nuevas infecciones, y no preocuparnos si hay dinero o no , dijo. Tenemos los fondos necesarios para realizar el trabajo necesario , agregó, sin detallar el costo.

Además, afirmó que los turistas no deben preocuparse por viajar a Brasil. No he visto una sola solicitud de devolución de boletos .

Christophe Dubi, director ejecutivo del COI para los Juegos Olímpicos, indicó que las federaciones deportivas recibieron un informe sobre el zika, el martes, en las oficinas del COI en Lausana, Suiza.

Comentó que los Juegos han tenido que lidiar con otras crisis sanitarias, como el SARS antes de los Juegos del 2008 en Beijing, y el ébola, durante los juegos juveniles del 2014 en Nanjing, China.

No es algo fuera de lo común, obviamente tampoco es algo agradable, pero al mismo tiempo ha habido una muy buena reacción de las autoridades brasileñas , afirmó.