Gran Bretaña se impuso este lunes a China (90-58) y de este modo consiguió su primer triunfo en un partido olímpico de basquetbol, aprovechando la última oportunidad que le quedaba antes de despedirse de los Juegos Olímpicos de Londres.

Ambos equipos estaban eliminados antes del encuentro al haber quedado sin opciones de alcanzar la cuarta plaza del grupo B.

El basquet británico necesitó tres participaciones -dos de los hombres, en 1948 y 2012, y una de las mujeres, en 2012- para lograr el anhelado triunfo en una disciplina de poco arraigo en las islas británicas.

El público local, que siempre llenó el Olympic Basketball Arena de Londres cuando su equipo jugó, estaba exultante de alegría.

China, en cambio, se despidió de unos Juegos Olímpicos sin una sola victoria por segunda vez en nueve participaciones. La última vez que ocurrió fue en Barcelona-1992.

El equipo chino no se repuso a la ausencia de Yao Ming, el hombre de 2,29 metros que triunfó en la NBA con los Houston Rockets y que puso a China en el mapa del baloncesto mundial.

Yao participó en los últimos tres Juegos Olímpicos -Sídney-2000, Atenas-204 y Beijing-2008- y siempre se tradujeron en la clasificación a cuartos de final.

Resultado al término de los cuatro tiempos