En la calidez del domo y la gélida intemperie. Entre las sorpresas, veteranos, futuras estrellas y leyendas que al menos aseguran una semana más de vida deportiva sobre el field y los lazos consanguíneos entre coaches que ganan crédito.

El filtro de la fase divisional de la NFL ya conoce a sus cuatro finalistas de conferencia en vía total al Superdome de New Orleans para el domingo de febrero más esperado en Estados Unidos y otros puntos del planeta.

New England y Atlanta se suman a la llave que los tendrá por los títulos Lamart Hunt y George Halas, donde se enfrentarán como locales a San Francisco 49ers y Baltimore Ravens por el ticket a Luisiana.

En el presente siglo no hay nadie que conozca mejor el duelo previo al Super Bowl como los Patriots. El próximo fin de semana los de Boston disputarán su séptimo partido de esta clase luego de superar ayer 41-28 a Houston Texas.

Como es habitual, el toque de Brady en sus conexiones a la zona de touchdown cuando juega en Foxborough, se conservó en la temperatura ideal: 344 yardas, tres touchdowns y 25 envíos completos en 40 intentos.

Pero el corredor Shane Vereen también tuvo amplia ingerencia en la victoria de las huestes de Bill Bellichick. El corredor de segundo año culminó con tres anotaciones, dos de estas por la vía aérea en la que atrapó cinco ovoides para 83 yardas.

En tanto, la defensa frenó en 90 yardas. por tierra a Arian Foster y, aunque no pudieron capturarlo, el quarterback Matt Schaub cerró la justa con 343 yardas, una intercepción y dos touchdowns.

Su rival será Baltimore, que en un épico partido de postemporada logró superar 38-35 a los Broncos de Denver.

BRYANT SALVÓ A ATLANTA

Falcons, gracias a su ofensiva y puntería de Matt Bryant, resarcieron lo endeble de su defensa y la inspiración de Seattle en el último cuarto, para imponerse 30-28 en el otro compromiso divisional de la NFC.

Con el marcador 27-7 en su favor, el equipo de Georgia había controlado por tres cuartos a Seahawks a través de touchdowns de Tony Gonzalez, Roddy White y Jason Snelling. Aunque la resignación en la adversidad de los últimos 15 minutos no despediría al novato Russell Wilson.

El formado en Wisconsin, dirigió ofensivas que concluyeron en las diagonales gracias a él mismo en acarreo de una yarda, y de Zach Miller y Marshawn Lynch, con lo que daban vuelta al duelo efectuado en el Georgia Dome.

Matt Ryan lideró el regreso y en dos jugadas preparó la situación para el gol de campo de 49 yardas, de Bryant, que los lleva a su tercer NFC Championship Game de la historia.

Ryan culminó con 250 yardas, tres TD y par de intercepciones. Wilson tuvo 385 yardas, dos anotaciones y una entrega, además de correr para 60 yardas.

En casa, Falcons se medirán el próximo domingo a San Francisco, quienes eliminaron el sábado por la noche a Green Bay Packers, con destacado desempeño de Kaepernick con un marcador 45-31.