La Agencia Mundial Antidopaje (AMA) levantó las sanciones contra Rusia y su sistema de dopaje institucional vigente entre el 2011 y el 2015. La medida supone un giro en la situación de Rusia en el deporte mundial. Más allá de la imagen de Rusia en el deporte, el gigante europeo podría reintegrarse en los próximos meses en el seno de la Asociación Internacional de Federaciones de Atletismo (IAAF, por su sigla en inglés).

Moscú celebró el anuncio, mientras que el abogado del antiguo director del laboratorio que reveló el sistema de dopaje ruso, Grigory Rodchenkov, tachó la decisión de “la mayor traición de la historia olímpica contra los deportistas honestos”.

Para la vicepresidenta de la AMA, la noruega Linda Helleland, que votó en contra de la decisión, el levantamiento de la suspensión “arroja una sombra sobre la credibilidad del movimiento antidopaje”.

“Fue un error reintegrar a la Rusada (la agencia rusa antidopaje) antes de que hayan cumplido todas las condiciones de la hoja de ruta de la AMA”, lamentó la ministra, candidata a la presidencia de la AMA en el 2019.

La presidenta del comité de deportistas de la AMA, la esquiadora de fondo canadiense Beckie Scott, se mostró “profundamente decepcionada”.

La decisión de levantar la suspensión de la Rusada “es un golpe extremadamente duro a la credibilidad de la organización (AMA)”, expresó a la cadena canadiense CBC.

La Agencia Estadounidense Antidopaje señala por su parte “un golpe devastador para los deportistas limpios de todo el mundo”.

Reunido en las Islas Seychelles, el comité ejecutivo de la AMA “decidió restablecer a la Rusada conforme al código, y eso sólo bajo estrictas condiciones”, declaró el presidente de la AMA, Craig Reedie.

El comité ejecutivo puso una fecha límite (no precisada) en la que la Rusada deberá permitir a la AMA el acceso a las muestras e informaciones procedentes de su antiguo laboratorio de Moscú.

Si esta fecha no fuera respetada, el comité ejecutivo tomó un “compromiso claro” de suspender de nuevo a la agencia rusa. Pero la AMA anunció la semana pasada haber recibido una recomendación interna para levantar la suspensión a la Rusada, decidida en noviembre del 2015 al inicio del escándalo que reveló la existencia de un sistema institucional de dopaje entre el 2011 y el 2015.

A la Rusada desde el 2017 le quedaba el cumplimiento de dos condiciones fijadas por la AMA para un regreso a la normalidad: por una parte, que las autoridades rusas acepten públicamente las conclusiones del informe McLaren sobre la existencia de un sistema institucional de dopaje; por otra parte, que el gobierno ruso dé acceso a la AMA al laboratorio antidopaje de Moscú. La IAAF fue la primera organización en suspender a Rusia en noviembre del 2015 tras las denuncias de dopaje patrocinado por el estado .